Según las estadísticas, una de cada ocho mujeres van a tener cáncer de mama. Sin embargo, este tipo de cáncer es el que mejor pronóstico tiene, ya que si bien existe una mayor incidencia, la mortalidad ha disminuido. El motivo es el diagnóstico temprano. Aunque en los últimas décadas se haya trabajado en el campo de la prevención, hoy en día se hace todavía más relevante, las campañas informativas de concienciación en la detección, ya que la pandemia del COVID-19 ha hecho que los casos de cáncer de mama diagnosticados, se reduzcan desde marzo. 

A ese diagnóstico temprano contribuye por ejemplo el programa de detección precoz del cáncer de mama, que desde mañana y hasta el 1 de diciembre realizará mamografías en una unidad móvil a toda la población femenina entre 50 y 69 años residente en Ubrique, Benaocaz, Villaluenga, Benamahoma y Grazalema. Otro de los elementos que contribuyen es la autoexploración mamaria que se impulsa especialmente desde las asociaciones de afectados por el cáncer. Este es el caso de la campaña promovida durante todo el mes de octubre, el mes rosa por la Asociación Ubrique Dame tu Mano. 

Coincidiendo con la fecha de celebración del día internacional de la lucha contra el cáncer de mama, hemos contado hoy 19 de octubre con cinco mujeres que vencieron al cáncer de mama, con las que hemos querido crear conciencia y promover que las mujeres accedan a controles, diagnósticos y tratamientos oportunos y efectivos

María del Pilar Gil, María Ángeles Cabezas Arenas, Alicia Ruiz Benítez, Maribel García Lobato, y Ana María Castillo, son cinco luchadoras que nos han ofrecido hoy su testimonio de vida. Cinco formas distintas de afrontar el cáncer con un punto de unión, la voluntad de luchar para superar la enfermedad.