Los integrantes del Grupo de Rescate en Montaña debieron ser activados de nuevo en la jornada de ayer domingo, en lo que ha supuesto la cuarta salida en dos semanas. Desde que finalizase el verano como suele ser habitual se ha incrementado el número de senderistas en la zona, lo que conlleva lógicamente una mayor probabilidad de percances. En el caso de la ruta del Río de El Bosque hasta Benamahoma es el sendero con mayor afluencia de todo el Parque Natural de Grazalema, y que los bomberos cada año deben visitar en varias ocasiones por distintas incidencias, sobre todo torceduras o fracturas por caídas o resbalones. Así nos lo explicaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique el jefe y portavoz del GRM, Carlos Chacón.

En concreto, ayer a las 15,30 horas fueron avisados desde el 085 por el accidente de una senderista de 55 años, natural de Menorca, cuando realizaba la ruta del Río de El Bosque. La persona sufría lesión en tobillo y brazo, y fue trasladada por los bomberos en camilla de montaña durante 1,7 kilómetros hasta Benamahoma, donde se hicieron hecho cargo los servicios sanitarios. Participaron 5 bomberos del GRM y agentes de la Guardia Civil de El Bosque, finalizando el operativo a las 17,50 horas.

Durante el mes de junio los efectivos del GRM debieron realizar un par de salidas para rescatar a senderistas y barranquistas, pero ha sido tras la finalización del verano cuando como cada año se intensifica la realización de rutas en el Parque Natural, y por tanto la probabilidad de accidentes. Desde el 6 de octubre hasta ayer han debido ser activados en hasta 4 ocasiones, casi siempre en fin de semana por incidencias protagonizadas por senderistas, y en una ocasión esta pasada semana por el accidente de un parapentista.

Carlos Chacón, jefe y portavoz del GRM