Este mediodía ambos cuerpos han desarrollado un reunión de coordinación de cara al fin de semana y las próximas jornadas. En Las Cumbres y la carretera de Cortes ya se han instalado sendos paneles informativos sobre el cierre perimetral. José Antonio Herrera, delegado municipal de Seguridad Ciudadana, ha subrayado que «toda la vigilancia servirá de poco sin la colaboración individual del conjunto de la ciudadanía.»

Hoy viernes se cumple una semana desde la entrada en vigor en Ubrique del nivel 4 de alerta sanitaria, grado 2, que ha supuesto el cierre perimetral del municipio y el cese de la actividad no esencial, y ha obligado a la Policía Local a ampliar sus funciones, ya multiplicadas desde el inicio de la pandemia con el control de las medidas preventivas y horarios, o el propio seguimiento de las personas en cuarentena. En colaboración con la Guardia Civil han intensificado en estas jornadas la vigilancia entorno al acceso y la salida de la localidad, y este mediodía desarrollaban un nuevo encuentro de coordinación para programar los controles y optimizar los recursos con los que cuentan.

José Antonio Herrera ha recordado la imposibilidad material de poder mantener presencia policial durante las 24 horas del día, tanto por el número de efectivos que supondría como por ser necesarios en más cometidos. Por este motivo, se seguirán realizando los controles de manera aleatoria. Tanto en el acceso a Ubrique por Las Cumbres, en el cruce de la gasolinera,  como en la carretera de Cortes a la altura casi del cruce con la Ciudad Deportiva Antonio Barbadillo, se han ubicado sendos carteles informativos para aclarar la situación de cierre perimetral a posibles visitantes despistados. Según explicó, están situados en lugares que posibilitan cambiar de forma rápida el sentido de circulación.

El delegado municipal ha agradecido la voluntad y predisposición con que los agentes de la Policía Local vienen afrontando la situación desde el inicio de la pandemia, doblándose turnos y cubriendo las horas extraordinarias de servicio que se les requieren. A pesar de todas las obligaciones propias de su función habitual y de las añadidas por la pandemia, aseguró que no se deja de atender ninguna llamada de la ciudadanía.

Además, precisó que aunque la tramitación de las multas esté resultando muy lenta, éstas van a terminar llegando a todas aquellas personas que incumplen la normativa. Durante el último trimestre la Policía Local levantó casi 60 actas de denuncia por infracciones de la Ley de Seguridad Ciudadana, mientras que en el último mes han sido 13. José Antonio Herrera ha insistido en que cada incumplimiento pone en riesgo a la propia personas y a los demás, con el drama humano que está suponiendo, y lanzó un mensaje de apoyo y ánimo para todas las personas contagiadas, que en muchos casos lo9 están pasando muy mal, y para las familias que están perdiendo a sus seres queridos.

José Antonio Herrera, delegado municipal de Seguridad Ciudadana y Tráfico