FOTO: Manuela Jiménez en los estudios de RU en 2019

Cuando la palabra “empoderarse” aún no se había extendido en el marco de la igualdad, un grupo de uriqueñas sin saberlo, comenzaron a trabajarla. Ocurrió hace ya más de 25 años, surgiendo de todo ello, el colectivo de mujeres Preformación, 94. Manuela Jiménez fue una de las fundadoras, con ella hemos hablado en este 8 de marzo, recordando el trayecto que durante este tiempo han recorrido y la forma de entender la igualdad de toda una generación.

Preformación 94, nace a raíz de un curso realizado para mujeres. Por aquel  entonces “lo que perseguíamos era formarnos”, no había más pretensiones. Si bien ahora se da por hecho, “eso fue grande porque éramos mujeres que no habíamos salido del terreno de lo doméstico y gracias a ese curso empezamos a crecer como personas”. Muchas exportaron el interés al terreno académico, acudiendo a la Escuela de Educación Permanente (escuela de adultos), un espacio que permitió no sólo su alfabetización, sino también inculcar la importancia de trabajar el criterio propio.

Durante todo este tiempo han trabajado con los mismos fundamentos con los que nacieron, desde su propio espacio y siempre en el contexto en el que se mueven, “porque no es lo mismo la igualdad en una ciudad que un entorno rural”. En enero de 2020 realizaron su último acto presencial, el coronavirus, dejó en suspenso toda la actividad programada, entre ellas las iniciativas formativas que como cada año tenían prevista  y que esperan retomar en el segundo semestre de este año.

Preformación 94, forma parte del Consejo Local de la Mujer e Igualdad y participa de los actos que se han desarrollado durante esta jornada con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Manuela Jiménez Millán, presidenta de Performación 94