La mayor afluencia de visitantes a la Sierra de Cádiz  ha acabado con la intervención del GRM que en la jornada de ayer lunes.  Al mediodía se recibía un aviso para rescatar a un senderista que quedaba atrapado en un corredor del Peñón Grande en Grazalema. El hombre de 42 años natural de Córdoba, quedaba inmovilizado al intentar bajar sin cuerda, ni casco por la crestería. El rescate empezó al mediodía y concluyó a las 9 de la noche con la llegada al parque de los cuatro efectivos del GRM, que participaban en el operativo. El accidentado iba acompañado por dos senderistas de Madrid, quienes dieron el aviso tras bajar en similares circunstancias.

De la actuación nos ha informado Carlos Chacón responsable del GRM del Consorcio Provincial de Bomberos con sede en Ubrique, quien ha hecho, una vez más, un llamamiento a la precaución de los visitantes que de manera no experimentada de acercan a nuestra Sierra. Para Chacón «la crestería del Peñón Grande es una ruta dura y peligrosa, solo apta para montañeros experimentados o escaladores», aclarando que «si no se llevan equipos de escalada, hay que bajar por el mismo sitio que se subió, nunca intentar descender por las pedreras o corredores laterales, ya que todos terminan en grandes cortados», con el peligro que conlleva. Un riesgo que también debieron asumir los bomberos del GRM durante su intervención.

Una vez localizado al senderista en el corredor del Peñón Grande de Grazalema a unos 150 metros de altura e impedido para subir o bajar del lugar, el equipo del GRM opta por acceder en escalada llegando hasta esta persona desde abajo. Una hora y media después es asegurado y comienzan el lento ascenso hasta la cresta debido a la fatiga del accidentado y el vértigo. Una vez arriba se siguió por el sendero hasta el Endrinal.

El rescate fue lento y complejo, ya que se necesito «tres tiras de cuerda para acceder en escalada hasta el accidentado». El agotamiento que sufría la persona rescatada también influyó en el número de horas que se requirieron para su culminación. En el operativo también colaboraron Guardia Civil de Grazalema y Prado del Rey.

Asimismo, en la mañana del domingo se daba aviso de la perdida de una senderista en el camino del Arroyo Pajaruco en Benaocaz, que finalmente no necesitó de la atención del GRM.

Carlos Chacón, jefe y portavoz del GRM