La Alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez ha explicado hoy en La Mañana de Radio Ubrique las medidas adoptadas por el Ayuntamiento en materia recaudatoria durante el estado de alarma, que llegan coordinadas con el Servicio Provincial de Recaudación y Gestión Tributaria de la Diputación Provincial y consensuadas por los Grupos Municipales. Unas directrices, que según nos indicaba se pretende completar con acciones complementarias futuras de respaldo al tejido socioeconómico de la localidad. El paquete de medidas que compete a la administración local y que por normativa tanto de imposición fiscal como recaudatoria son «de carencia, fraccionamiento y de no recargo», supone entre otros, la eliminación temporalmente del recargo por pago fuera de plazo y amplía los periodos de cobro en los servicios de Aguas y Basura. Asimismo, se garantizan los servicios básicos en situación de vulnerabilidad.

Desde el Ayuntamiento no se liquidará la tasa de Ocupación de la Vía Pública con veladores, quioscos y mercadillo, durante el Estado de Alarma al no producirse el hecho imponible de la ocupación. El Ayuntamiento ofrece al contribuyente, para aquellos tributos de recaudación municipal como: Licencias de Obra, Plusvalías, Entrada de Garajes, Cementerio… un fraccionamiento y aplazamiento mensual que le facilite el pago de la deuda.

Por su parte, PROUVISA también ofrecerá una moratoria a los comerciantes de la liquidación de la tasa del Mercado Municipal de Abastos, desde el inicio del Estado de Alarma hasta su finalización, así como el fraccionamiento de sus obligaciones. Mientras que la Empresa Mixta Aguas de Ubrique, S.A. (EMAUSA), elimina temporalmente el recargo por pago fuera de plazo y amplía los periodos de cobro, nuevos períodos que se especificarán en las correspondientes facturas y desde la empresa pública comarcal Básica, sobre la tasa de recogida de basura, no habrá recargo sobre el aplazamiento de las cuotas.

Debido a la situación especial originada por el estado de alarma y dada la limitación de acción de la ciudadanía así como las dificultades económicas originadas, en materia de recaudación de los tributos locales, el Servicio Provincial de Recaudación y Gestión Tributaria de la Diputación Provincial, con el que están convenidas estas competencias, de se han adoptado además una serie de medidas de cara a facilitar a la ciudadanía el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

En primer lugar, no se llevará a cabo embargo alguno durante el estado de alarma, además no se van a devengar recargos nuevos ni intereses durante el tiempo que dure esta situación especial. En caso de deuda que coincida con plazos de cobro vencidos durante el periodo de confinamiento, se va a mantener en la misma situación que se encontraba cuando se decretó el estado de alarma una vez transcurrido éste. Las domiciliaciones previstas se remitirán con normalidad. Las devueltas volverán a ser domiciliadas por segunda vez una vez termine el estado de alarma.

En el caso del IVTM (Impuesto de vehículos) cuyo periodo voluntario termina en abril se amplía hasta el 20/07/2020 y el del IBI Primer Semestre, cuyo periodo voluntario termina en mayo, se amplía hasta el 25/07/2020. Con los fraccionamientos de pago aprobados, se aplazan las cuotas de Abril y Mayo, reanudándose los cobros en Junio y ampliando el periodo de fraccionamientos en los meses aplazados, mientras que las fracciones de los Planes Personalizados de Pago se remitirán para su cobro normal y las que sean devueltas, se recalcularán e incluirán en las restantes fracciones.

Isabel Gómez, Alcaldesa de Ubrique.