El Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz mantiene una posición de diálogo ante las peticiones planteadas por el Grupo de Rescate de Montaña, con una «disposición abierta al entendimiento». De este modo, lo ha manifestado el presidente de la entidad Francisco Vaca, quien en La Mañana de Radio Ubrique, ha asegurado «respetar su postura» al tiempo que solicita a los miembros del GRM que recapaciten, «estamos buscando una cobertura legal al Grupo, que podría ser en la RPT, acuerdo regulador, pero tiene que ser reglada». En este sentido, se ha comprometido a regularizar al GRM en esta legislatura, para que «tenga un reglamento, sus complementos  y se sientan identificados con el Consorcio».

El Grupo de Rescate en Montaña dependiente del Consorcio Provincial de Bomberos anunciaba el pasado fin de semana vía redes sociales la desaparición de esta unidad especial de trabajo, que se creó de manera voluntaria en 1999 y que durante más de 20 años ha hecho que el transitar por nuestra Sierra sea un espacio seguro. El presidente del Consorcio ha resaltado la importante labor del GRM «que merecen un reconocimiento, que esté reglado» para lo que pidió «un voto de confianza», porque «las posibles soluciones legales están a la vuelta de la esquina».

Según explicaba el director del CBPC, el GRM cuenta con un acuerdo regulador de 2001, que se alcanzó en consenso con las tres centrales sindicales y desde entonces se les ha dotado de material especializado, equipos de montaña y vehículos para el desarrollo de su labor profesional. Es a partir del 2019 cuando se consideran sus reclamaciones y desde entonces indica, «se han buscado soluciones consensuadas e inmediatas al problema, siempre que cumplan los requisitos legales». Una preocupación, que asegura, comparte con la Alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez, quien como consejera del Consorcio ha estado trabajando desde el principio con el GRM en la consecución de estos objetivos comunes.

Al margen de la reclamación laboral de la plantilla, Francisco Vaca se ha referido también a la situación actual que se presenta ante la renuncia de este equipo, transmitiendo un mensaje de tranquilidad al respecto.

Desde que en 1999 fuese creado (aún casi como el sueño de unos amigos y con muy pocos medios), el Grupo de Rescate en Montaña del Consorcio de Bomberos de la Provincia con sede en Ubrique ha participado en cientos de rescates consolidándose en todo este tiempo como un equipo de referencia en el salvamento de montaña a nivel regional. En 2015 colaboraba en uno de los módulos del Máster en intervención y gestión de crisis, urgencias y emergencias colectivas que se impartía desde la Universidad de Cádiz. En 2018 recibía además, el reconocimiento institucional del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz por la labor continua que vienen desarrollando, un reconocimiento que se espera alcance también el ámbito laboral.

Francisco Vaca García, presidente del Consorcio Provincial de Bomberos