Después de la campaña extraordinaria realizada el pasado 2 de junio, el Centro Regional de Transfusiones Sanguíneas vuelve a desplazarse a nuestra localidad  con las miras puestas en septiembre y octubre. Un total de 70 donantes ubriqueños acudieron en la jornada de ayer al llamamiento realizado en esta convocatoria ordinaria, 22 en horario de mañana y 48 en horario de tarde. Una cifra ligeramente inferior, pero un descenso lógico ya que los que donaron a principios de junio, por normativa no podrían participar en esta campaña debido a la proximidad de fechas. Según la actual regulación, los hombres pueden donar hasta 4 veces al año y las mujeres 3, con un intervalo mínimo de 2 meses entre donaciones. De la necesidad de donaciones con las miras puestas en otoño, hemos hablado hoy en el coordinador del CRTS, Miguel Ángel Barbero. 

Será en otoño, presumiblemente tras el verano cuando se retome la operaciones quirúrgicas aplazables que se han suspendido durante la cuarentena por el Covid-19. Además este verano no se podrá contar con las unidades de sangre que llegaban a través de las campañas en las zonas de costa de la provincia con el autobús del donante, al no cumplir el interior del vehículo las medidas de distanciamiento recomendadas. Uno de los espacios que sí cumplen las limitaciones establecidas, es el edificio del Mercado de Abastos y Juzgado de Ubrique donde se efectúa las recolectas por parte de las unidades móviles del CRTS en nuestra localidad, así lo entiende Barbero al destacar que «uno de los sitios buenos en espacio y respuesta, siempre ha sido Ubrique, por eso acudimos».  El coordinador del CRTS ha agradecido la contribución desinteresada de los donantes habituales y de los nuevos que se suman a las campañas en Ubrique.

Para donar simplemente hay que acudir con mascarilla, los protocolos de seguridad siguen siendo los mismos de siempre sumándose  a estos los implementados por la pandemia. Los espacios entre camillas están medidos para garantizar la distancia de seguridad, el lavado de manos del donante al acceder a las instalaciones y el uso de mascarilla (ellos tienen si se nos olvida) garantizan una donación segura, en horario de 10 a 13:30 y de 17:30 a 21:30 horas.

Miguel Ángel Barbero, coordinador del Centro Regional de Transfusiones Sanguíneas de Cádiz