Efectivos del Grupo de Rescate en Montaña (GRM) del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz trasladaban ayer a mediodía a una senderista que había sufrido un accidente cuando realizaba una ruta por la Sierra de Albarracín, fracturándose la tibia y el peroné. Se trataba de una mujer de 58 años, de Prado del Rey, que formaba parte de un grupo de amigos y familiares, que debió ser trasladada en camilla durante unos 2,7 kilómetros, desde la ladera norte de Cerro Ponce, por encima del Llano de Los Fósiles, hasta los Llanos del Campo donde esperaba la ambulancia. Tras los rescates a un ciclista a finales de junio, y de un hombre accidentado en un barranco este pasado fin de semana, se suman tres operativos en apenas 15 días.

Tras la llamada de emergencia, se dirigió hasta el lugar un grupo de 4 bomberos, a los que se unieron otros 4 efectivos que estaban en esos instantes realizando su práctica semanal en la zona de La Motilla. Los servicios médicos, que ya habían llegado hasta la accidentada, pudieron confirmar una fractura de tibia y peroné, por lo que los bomberos del GRM procedieron a trasladarla en camilla rígida de transporte por un trayecto de casi 3 kilómetros. Aunque la mayoría del recorrido fue por senderos, la longitud y sobre todo las altas temperaturas y algunas zonas de pendiente, fueron las principales dificultades.

La actuación se iniciaba con una llamada a la Sala de Emergencias del 085 a las 10,13 y finalizó a las 13,13 horas con la llegada al Parque de los vehículos. En el lugar, además de los bomberos del GRM, se encontraban efectivos sanitarios de El Bosque y de la Guardia Civil de Prado de El Rey. Éste es el tercer operativo del GRM en los últimos 20 días, el octavo en lo que va de año, aunque por el momento muy por debajo de las cifras de 2018.

Carlos Chacón, jefe y portavoz del Grupo de Rescate en Montaña