Bomberos del GRM rescataron ayer domingo a un deportista accidentado en la zona de Monte Prieto (Grazalema)

Durante la jornada de ayer domingo volvió a ser activado el Grupo de Rescate en Montaña con sede en Ubrique. Es el segundo domingo consecutivo en el que se producen incidencias en nuestro entorno, como reflejo de la progresiva llegada del otoño y la mayor afluencia de personas que visitan el entorno natural. A las 14,00 horas eran avisados desde el 085 para rescatar a un senderista, natural de Rota, que había sufrido una luxación de rodilla cuando practicaba deporte en la zona de Monte Prieto (Grazalema). Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique, nos ha informado su jefe y portavoz, Carlos Chacón, recordando además algunos consejos para las personas que tengan pensado en estas próximas semanas acudir a la montaña.

Tras la activación a las 14,00 horas, un equipo de 8 bomberos con tres vehículos se desplazaron hasta el lugar, pudiendo localizar al deportista sin dificultades, puesto que se encontraba en un sendero señalizado y en una zona donde además habían realizado ya otros rescates. Al parecer había sufrido una caída mientras entrenaba haciendo carrera de montaña, con lo que le era imposible moverse. Por ello, fue trasladado en camilla de montaña en dirección hacia el Cortijo de Las Mesas buscando la carretera.

Aunque los bomberos precisaron que no era necesaria la presencia del helicóptero de la Guardia Civil, finalmente llegaron al lugar tras unos 500 metros de recorrido en camilla, por lo que fue embarcado y trasladado al Puerto de Las Palomas, desde donde fue evacuado en ambulancia al Hospital de Ronda. El servicio por parte de los bomberos del GRM finalizó a las 17,45  horas, con la entrada de la dotación a los parques de Ubrique y Villamartín.

El domingo 13 de septiembre debieron también acudir al traslado de una senderista accidentada en la ruta del río El Bosque-Benamahoma. Retomaban así las salidas después de que la última se desarrollara en julio. Con la bajada de temperaturas como cada año se prevé una gran afluencia de personas en este tramo final de año, y una mayor probabilidad de activación del GRM.

Carlos Chacón, jefe y portavoz el Grupo de Rescate de Montaña

El incendio de Los Olivares, cuyo origen aún se desconoce, afectó a casi 8.000 metros cuadrados de superficie

Se inició en torno a las 17,30 horas y pudo ser controlado en poco más de una hora. La rápida actuación de los bomberos de Ubrique, apoyados posteriormente desde el Plan Infoca, evitó que el fuego alcanzase las viviendas. Las labores de extinción total se ampliaron hasta la 1,30 horas, manteniéndose la vigilancia durante toda la madrugada. Participaron dos camiones autobomba, con respaldo de un tercero, empleando 30.000 litros de agua.

El incendio registrado ayer tarde en la zona de Los Olivares quedó finalmente en un gran susto, que no tuvo consecuencias personales ni sobre las viviendas cercanas del casco urbano. Eso sí, la superficie afectada por las llamas se calcula entre los 7.000 y 8.000 metros cuadrados de pastos, zarzas y olivos, situados en la parte inferior de la Avenida Jesulín de Ubrique. Aunque el fuego llegó a saltar incluso la vía de manera puntual, la rápida y efectiva actuación de los bomberos impidió que se extendiese por la parte superior del monte. Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique hemos hecho balance junto a Cristóbal Rosado, jefe de parque de Villamartín y Arcos, que también sustituye a la dirección en Ubrique durante estas jornadas, y que ha hecho un llamamiento para extremar la precaución, más aún en esta parte final del verano con las altas temperaturas y la vegetación aún más seca.

Según nos explicó, por el momento desconocen cómo se originó el incendio, y si fue intencionado o no. En la mayor parte de los casos suele estar detrás el factor humano, pero habría que estudiar elementos como las líneas aéreas de electricidad en la zona, si existían residuos de cristal que pudiesen desencadenar las llamas en esas horas de temperaturas máximas, o si incluso ha podido existir negligencia con una colilla por parte de algún conductor por la proximidad de la avenida, entre otras posibilidades.

El primer vehículo salió del Parque de Bomberos a las 17,38 horas de la tarde. En primer lugar se desplazaron 3 efectivos de guardia con dos vehículos autobomba, a los que fueron incorporándose otros compañeros fuera de turno, e incluso acudieron bomberos ya jubilados para echar una mano. En poco tiempo aumentó la virulencia de las llamas, por lo que desde el Plan Infoca enviaron más de una decena de bomberos forestales y un técnico de Medio Ambiente en dos todoterreno, y un vehículo de 4.000 litros. Hasta el lugar llegó un helicóptero para analizar la situación, pero no fueron necesarios medios aéreos para sofocarlo. De hecho en poco más de una hora el incendio fue controlado, mientras que las labores de extinción total se ampliaron hasta la 1,30 horas para evitar que pudiese reavivarse. El dispositivo de seguridad estaba compuesto también por Policía Local y Guardia Civil, que además han colaborado en la vigilancia de la zona de madrugada.

En total, se emplearon unos 30.000 litros de agua para la extinción, con la participación de dos camiones autobomba, apoyados por un tercero que fue abasteciendo de agua desde el Parque Local de Bomberos, ya que el hidrante existente en la zona de Hipersol no aportaban el caudal suficiente.

 

Cristóbal Rosado, jefe de parque de Villamartín y Arcos, y provisional de Ubrique

Primer buitre leonado rescatado este verano, tras caer ayer en la terraza de una vivienda en la Nueva Vega

Es el tercero avistado en los últimos días, aunque el primero finalmente rescatado. Las altas temperaturas y la falta de agua y comida provocan la caída de ejemplares jóvenes. El año pasado el ubriqueño Antonio García llegó a rescatar a más de una docena en distintos puntos de la localidad. Pide a los testigos que contacten con la Policía Local para darles aviso.

Ayer tenía lugar la primera caída de un buitre leonado sobre el casco urbano de Ubrique en este verano, algo ya habitual por estas fechas a causa del calor, pero que no deja de sorprender a los testigos que ven cómo pueden llegar a caer en cualquier lugar. Desde un tejado, hasta una fuente, un escaparate, en plena calle, o en la terraza de una vivienda particular, como ocurría este jueves. Los propietarios de la casa, situada en la Nueva Vega daba la voz de alarma a la Policía Local y al ubriqueño Antonio García, acostumbrado desde hace décadas a rescatarlos. Hoy nos ha narrado hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique este episodio que augura nuevas caídas durante los meses de agosto y septiembre.

Buitre ya en el gallinero de Antonio García

El año pasado fueron más de una docena, de los que dos llegaron a fallecer. El resto pudieron ser trasladados al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA Dunas De San Antón) en el Puerto de Santa María para completar su recuperación. Entretanto Antonio García los alimenta y cuida en un gallinero de su propiedad, gracias a la colaboración de carniceros locales que le ofrecen los despojos, como es el caso de Bartolo y Pepe Canto. El año pasado llegaron a reunir hasta 7 ejemplares a la vez, por la sucesión de rescates concentrados en pocos días. El joven ejemplar de ayer empieza ya a recuperarse y será conducido hasta el CREA el próximo lunes.

La altas temperaturas del verano, junto a la falta de agua y comida, provocan habitualmente la caída de jóvenes ejemplares de buitres leonados sobre nuestra zona, sin embargo, el número de episodios de este tipo se ha venido multiplicando. Sobre todo el año pasado cuando llegaron a caer más de una docena de aves. Además, si antes se producían en agosto o septiembre, ahora se han adelantado hasta el mes de julio. Días atrás ya se habían avistado sendos ejemplares en la zona del Retamoso, y en la finca Acebuchal. El primero de ellos murió y el segundo volvió a volar, con lo que el buitre de ayer es el que inaugura los rescates en este verano.

Algunos de los ejemplares rescatados en 2020

La provincia de Cádiz reúne cientos de parejas nidificadoras del buitre leonado, lo que supone 2/3 de toda la población en Andalucía y la mayor de toda Europa. Una buena parte de estos ejemplares se encuentra en el entorno de Ubrique, por lo que son relativamente frecuentes las caídas de estos animales incluso sobre el casco urbano en fechas de altas temperaturas, por el agotamiento ante la falta de agua y comida de las aves más jóvenes y al no encontrar las corrientes térmicas necesarias para tomar altura.

Como solución, Antonio García viene proponiendo la creación de algún muladar, cercado y regulado, en el que puedan contar con animales muertos y despojos. Además, ha hecho un llamamiento para que los testigos de estas situaciones no intenten recoger las aves, por el peligro de picotazos, que pueden provocar desgarros e infecciones, sino que den aviso a la Policía Local.

Antonio García, recuperador de buitres leonados en Ubrique

Los bomberos del GRM debieron simultanear dos búsquedas de personas desorientadas en la Sierra el sábado

La primera intervención se produjo sobre las 16,00 horas en la Sierra de Benaocaz para localizar y rescatar a los 6 integrantes de una familia. Pocos minutos después de iniciar la búsqueda debían desplazarse otros efectivos hasta la Garganta Verde para auxiliar a tres jóvenes desorientados en el Mirador de las Buitreras.

El Grupo de Rescate en Montaña (GRM) del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz debió hacer frente este pasado sábado a dos intervenciones simultáneas por desorientación de senderistas. En ambos casos, apenas tenían conocimientos de la zona, salieron casi sin agua, y se vieron perdidos en plena tarde con las altas temperaturas, por lo que algunos se encontraban ya afectados por deshidratación. Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique, hemos repasado ambas actuaciones junto al jefe y portavoz del GRM, Carlos Chacón, quien ha recordado la importancia de contar con unas medidas mínimas para salir a la Sierra, y en esta época estival salir temprano para regresar pronto.

La primera llamada, a través de una llamada del 112, para localizar y rescatar a una familia de seis personas -padres y cuatro hijos, (dos de ellos menores)-, que mientras realizaban una ruta se despistaron en la Sierra de Benaocaz, adentrados en una zona de muy abrupta y de mucha vegetación entre la ladera oeste del Salto del Cabrero y el Ojo del Moro. Al culminar el recorrido pretendieron regresar por otro lugar, en vez de deshacer sus pasos, y terminaron perdiéndose en dicha zona de complicado acceso y salida. Estuvieron un par de horas intentando encontrar el camino hasta que alertaron al 112 para activar su rescate. Afortunadamente encontraron cobertura y pudieron enviar las coordenadas de su ubicación.

Una vez localizados el GRM realizó el rescate a pie, sin necesidad de utilizar camilla. La mujer presentaba un esguince de tobillo y todos estaban con riesgo de deshidratación y bastante agotados, pero no hizo falta ni la camilla ni el traslado en ambulancia. Se les hidrató y acompañó hasta la zona desde donde partieron. Participaron cuatro efectivos del GRM y con el acompañamiento y colaboración de dos miembros de la Guardia Civil de El Bosque. La intervención comenzó a las 15,49 horas y concluyó a las 20,00 horas del sábado.

Justo cuando estaban subiendo el Puerto de Don Fernando en la primera búsqueda, entró al 112 una segunda llamada en torno a tres jóvenes, perdidos en la Garganta Verde en el mirador de las Buitreras (Zahara de la Sierra), que al parecer iban buscando charcos para bañarse, sin contar con permiso ni guía acompañante. Dos bomberos del GRM que iban desde Villamartín hacia el rescate de la Sierra de Benaocaz fueron desviados a esta segunda actuación. Una vez en el lugar, acompañados por dos guardias civiles de Zahara, pudieron localizarles bastante desorientados y sin agua. Se realizó también el rescate a pie, acompañando a los jóvenes hasta la zona donde se encontraba el vehículo de bomberos. Esta segunda intervención comienza a las 17:10 horas y finaliza a las 20:26 horas.

Carlos Chacón, jefe y portavoz del Grupo de Rescate en Montaña

Bomberos de Ubrique intervienen en la extinción de un conato de incendio en un establecimiento comercial en Menéndez Pidal

Una dotación del CBPC en el Parque de Ubrique intervenían a primeras horas de la tarde de ayer en la extinción de un conato de incendio en un establecimiento comercial situado en la calle Menéndez Pidal. El aviso que llegaba a través de la Policía Local a las 14:40 horas, advertía que en ese momento no se encontraban personas en su interior. Dos efectivos con un vehículo autobomba acudían con celeridad para sofocar el incendio que se quedó en simple conato. La explosión de los cristales del bajo a causa de las altas temperaturas provocaba que se especulase sobre la causa del incendio que aún se desconoce. Así nos lo ha trasladado hoy el jefe del Parque Local de Bomberos Diego Álvarez al informar en La Mañana de la intervención efectuada.

El foco del incendio se localizaba en una de las tres habitaciones del inmueble y fue rápidamente extinguido, evitando el peligro de propagación. Para ello los dos efectivos del operativo usaron 500 litros de agua y después procedieron a airear con un turbo ventilador el establecimiento, que ha quedado bastante afectado por el humo y el hollín. Afortunadamente no ha habido que lamentar daños personales, al permanecer cerrado el local, ya que se encontraba fuera del horario comercial. Tras inspeccionar la zona, el dispositivo concluía su intervención a las 16 horas. Durante el mismo se ha contado con la colaboración de la Policía Local que daba aviso en un primer momento al Parque Local de Bomberos.

Ante el incidente de ayer hemos recordado una serie de recomendaciones que previenen los incendios en el ámbito doméstico. Entre ellos hay que considerar instalar detectores de humos y gas, revisar regularmente las instalaciones eléctricas, evitar la sobrecarga en los enchufes, desconectar los aparatos eléctricos y se precavidos con los despistes cotidianos en la cocina son algunos de los aspectos que hemos señalado con Diego Álvarez.

Diego Álvarez, jefe del Parque Local de Bomberos

Los bomberos del GRM debieron ser activados de nuevo ayer para localizar al segundo senderista perdido en la Sierra esta semana

Desde el Grupo de Rescate en Montaña desaconsejan salir a la Sierra en días con meteorología adversa, menos aún en solitario y con las bajas temperaturas actuales. En plena Nochevieja ya debieron localizar de madrugada a un senderista extraviado sin el equipamiento necesario. 

El Grupo de Rescate en Montaña debió ser activado de nuevo ayer en torno a las 15,00 horas para buscar a una persona perdida entre el Simancón y El Reloj. El senderista, de 42 años natural de La Rinconada (Sevilla) al parecer se vio sorprendido por un banco de niebla mientras realizaba su ruta. Además, trasladó de manera involuntaria coordenadas erróneas sobre su ubicación, por lo que los efectivos desplazados acudieron en un principio al Puerto de Las Presillas donde parecía encontrarse. Tras un nuevo contacto comprobaron que su ubicación exacta era en la cara este del Reloj, donde finalmente pudo ser localizado al responder a las señales acústicas de los bomberos. Desde allí lo condujeron hasta Villaluenga del Rosario ya en medio de la noche. En este caso, el senderista iba bien abrigado y al parecer tenía experiencia en la Sierra, pero realizó su ruta a pesar de la meteorología adversa y la posibilidad de niebla en la zona. Carlos Chacón, jefe y portavoz del GRM, nos informaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique.

Se trata del segundo suceso de estas características en una semana, ya que durante la Nochevieja los bomberos del GRM también debieron realizar una salida para localizar a otro senderista perdido, natural de El Bosque de 24 años, que entrada ya la noche no había regresado a su casa tras realizar una ruta por la crestería de la sierra del Endrinal (Grazalema). Como la noche estaba fría y lluviosa, y al parecer no iba bien equipado, se organizaron tres equipos de bomberos que desde Villaluenga y Grazalema, rastrearon las zonas de Navazo Hondo-Charca Verde, Puerto de Las Presillas-Dornajo y meseta del Simancón-Navazuelos Fríos. Sobre las 3,30 horas uno de los equipos lo encontró con hipotermia refugiado entre la vegetación, en una zona próxima al sendero que une el Navazo Hondo con la Charca Verde.

Carlos Chacón, jefe y portavoz del Grupo de Rescate en Montaña