La ubriqueña Ana María Romero Lamela, alumna del IES Los Remedios, recibió ayer en Córdoba uno de los ‘Premios al esfuerzo y a la superación personal en ESO para personas adultas’ del curso 2020/21 convocado por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. Se trata de la única estudiante distinguida en la provincia de Cádiz y la que más puntuación ha obtenido de los 20 galardonados. Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique -junto a la jefa de estudios de Adultos del IES Los Remedios, Victoria Benítez Soto, quien le acompañó en el acto de entrega- hemos querido trasladarle nuestra felicitación como modelo a seguir y ejemplo para la sociedad. «Mujer ejemplar con mayúsculas, por su fuerza de voluntad férrea, por su actitud siempre positiva y resiliente ante las adversidades, y por su marcado compromiso personal y social con la discapacidad» son algunos de sus valores que han sido reconocidos en estos premios, destacándose desde el propio centro su «entereza, humildad, afán de conocimiento y de ayuda a los demás», que le llevaron ya el pasado curso a la obtención del Graduado en Secundaria y con nota de sobresaliente.

Ana María Romero nos reconocía que ya de por sí fue todo un orgullo que el IES Los Remedios pensase en ella para presentar su candidatura, así que aún más este reconocimiento, que asume con absoluta modestia sin considerar que haya hecho nada extraordinario. «Es mi vida, y las circunstancias han hecho que tuviera que luchar», explica, agradeciendo al profesorado «su trato humano», que hace mucho más fácil el poder desarrollar los estudios. Un agradecimiento que ha dirigido especialmente a su marido y a su hijo, que son quienes le han dado «fuerza y su apoyo», junto al resto de su familia y amigos. Por todo ello, y a pesar de las dificultades y dudas iniciales sobre si sería capaz, no sólo logró el título de Secundaria, sino que este curso ha comenzado los estudios de Bachillerato.

Durante el acto se leyó una pequeña semblanza de los 20 premiados, que recogía sus condicionantes familiares y vitales, así como contextos sociales diversos de los que provienen y que ponen de manifiesto la oportunidad que les ha proporcionado la Enseñanza de Adultos para conseguir cualificaciones, integrarse socialmente, lograr un enriquecimiento personal y cultural y continuar con sus estudios. En el caso de Ana María Romero:  

«Al orgullo del Equipo Directivo y del profesorado de personas adultas del IES «Ntra. Sra. de los Remedios» de Ubrique se suma el de quienes han estudiado con ella. Ana María es una mujer ejemplar con mayúsculas. Y lo es por su fuerza de voluntad férrea, por su actitud siempre positiva y resiliente ante las adversidades, y por su marcado compromiso personal y social con la discapacidad a través de la organización sin ánimo de lucro ‘Vamos Juntos’, a cuya junta directiva pertenece.

Entereza, humildad, afán de conocimiento y de ayuda a los demás son actitudes que la definen bien. Participa activamente tanto en la vida escolar como en la de su localidad, siendo sus centros de interés el fomento de la autonomía personal y la integración social de las personas con discapacidad, así como el apoyo a la visibilidad LGTBI.

Ganó un certamen literario sobre la discapacidad escribiendo con y para su hijo Miguel, no falta a su cita anual con la creación de calendarios solidarios para ayudar a su asociación, aprende técnicas de enfermería geriátrica que pone en práctica en una residencia de ancianos… todo mientras solventa con un ánimo admirable los retos que su vida cotidiana le impone y estudia con ahínco.

Es un modelo a seguir para todas las personas que se quedaron con la espina de no haber estudiado en su momento. Ella abandonó el instituto a una edad demasiado temprana, pero ahora que ha decidido -y ha podido- retomarlo, pone todo su esfuerzo y talento en ello. Su caso es inspirador. Actualmente está cursando Bachillerato para personas adultas con mucho sacrificio, pero también con una gran ilusión, persiguiendo unos planes de futuro junto a su familia que seguro verá cumplidos en un tiempo no muy lejano».

Los Premios a la superación personal de Andalucía se crearon en el año 2018 para poner en valor la participación en las actividades de los centros, la actitud positiva ante las adversidades sociales, la conciliación de las actividades laborales y la implicación en la mejora de las condiciones del entorno. El acto de entrega de ayer, que tuvo lugar en el Teatro Duque de Rivas de Córdoba, fue presidido por la directora general de Ordenación y Evaluación Educativa de la Junta, Aurora María Auxiliadora Morales, y contó con la presencia también de distintos delegados territoriales de Educación de la Junta, entre los que se encontraba el de Cádiz, Miguel Andreu. Fue amenizado con actuaciones musicales a cargo del alumnado de la Escuela Superior de Arte Dramático y del Conservatorio Profesional de Danza de Córdoba.

Ana María Romero, alumna ubriqueña premiada, y Victoria Benítez Soto, jefa de estudios de Adultos del IES Los Remedios