El Sendero del Río Majaceite es uno de los más conocidos y también transitados del Parque Natural Sierra de Grazalema. Un camino que discurre en paralelo al Majaceite a su paso entre Benamahoma y El Bosque, donde podremos disfrutar de la naturaleza. Los bosques de galerías y la abundante vegetación de ribera, proporcionan un frescor natural que se agradece especialmente en verano. Durante el recorrido conoceremos el uso de los recursos hídricos optimizados en torno al agua,  ya que era el agua, constante durante todo el año, la que permitía el funcionamiento de la maquinaria del batán y del molino harinero, y la que hoy nos procura un ambiente fresco y un bosque de ribera que, poco a poco, iremos recorriendo.

En nuestro camino observaremos, por tanto los restos de batanes donde se trataba la lana en la que se basó la industria textil de la zona (algunos de ellos reconvertidos posteriormente en piscifactorías), los molinos de harina y aceite y la antigua central «Eléctrica de la Sierra», así como los espacios actuales que recogen esta historia. Este es el caso del Ecomuseo del Agua Molino de Benamahoma, parada obligada en nuestro acercamiento a la ruta, para descubrir de primera mano los usos que los hombres y las mujeres de la Sierra han dado al agua. De todo este patrimonio etnográfico y natural hemos conversado hoy en el espacio «Descubre nuestro entorno», con Pepa Gómez. 

El río Majaceite, que también se conoce como río El Bosque, nace cerca del Ecomuseo del Agua, en el Nacimiento de Benamahoma y con el aporte las aguas de los arroyos de la Breña del Agua y del Pinar. La ruta que nos propone hoy Camenae, es sólo de ida y comenzará en Benamahoma, junto a la venta El Bujío. El sendero de unos 5,3 km es lineal y en descenso, resultando ideal para practicarlo en familia, durante unas dos horas de duración.

Al ser uno de los más transitados de la provincia se recomienda hacerlo entre semana, para evitar la aglomeración que nos impida disfrutar del paisaje. Pepa Gómez nos ha recordado que el río Majaceite no está designado como zona de baño, por lo que el baño no está permitido. Es un sendero ofertado para el disfrute de la naturaleza y la observación del paisaje. Además en ningún caso está permitida la permanencia con elementos de acampada (mesas, sillas y sombrillas), como es lógico al tratarse de un espacio protegido, que requiere de una especial protección.

El sendero discurre encajado entre la Sierra del Albarracín (997 m.) a su izquierda y la Sierra del Labradillo (1.109 m.), a su derecha. Durante el recorrido, disfrutaremos de esa vegetación de ribera, con bosque de galería con chopos, fresnos y olmos, donde podremos ver y oír a gran cantidad de aves, tales como la oropéndola, en primavera y verano; el mirlo común, la lavandera cascadeña, las currucas, el petirrojo o el potente canto del ruiseñor durante todo el año, e incluso con suerte algún martín pescador.

A partir de la Fabrica de Luz nuestro sendero conecta con un carril que nos lleva al jardín botánico El Castillejo donde se encuentra representada la toda la flora de nuestro parque natural, nosotros seguiremos junto al río, por el sendero, que ahora discurre por una vega en la que los árboles de ribera ceden el sitio a cultivos, aunque se mantienen olmos y fresnos en las orillas.

Sendero señalizado Río  Majaceite con Pepa Gómez