El primer llano del aljibe que encontramos en la Ruta de los Aljibes, es el lugar hasta donde nos hemos dirigido hoy en el espacio quincenal, «Descubre nuestro entorno».

Con Pepa Gómez, hemos rememorado la zona a la que antaño con asiduidad acudían las familias ubriqueñas de excursión para disfrutar del entorno, rescatando un paseo de dificultad media, por lo agreste del entorno. Se trata de una ruta de montaña en ascenso, de poco más de 40 minutos si la realizamos con menores. Este es además, un itinerario muy conocido entre los corredores de montaña ya que parte de su itinerario se incluye en la Carrera de Montaña de las Nutrias Pantaneras, «Ruta de los Aljibes», por lo que es frecuentada por los deportistas para entrenar.

Como todas nuestras rutas, partimos desde la Oficina de Turismo, en dirección al casco antiguo hasta llegar al Mirador de la Cruz del Tajo, donde haremos nuestra primera parada para disfrutar de las vistas. Desde aquí llegamos al primer depósito de agua de Ubrique, accedemos por una cancela, que cerraremos a nuestro paso, para salir a un llanete en cuyo entorno están localizadas  varias cuevas de interés, entra ellas la cueva del Tío Pepito.

En nuestro ascenso seguimos por la derecha recorriendo una vereda empinada hasta el «paso del indio», desembocando más tarde en el primer aljibe, debajo de las buitreras. En nuestro paseo encontraremos una vegetación rica en lentisco, algarrobos, encinas y cornicabras.

«El concepto de aljibe procede de la lengua árabe y alude a una cisterna, de acuerdo al primer significado recogido por la Real Academia Española (RAE) en su diccionario. Un aljibe, de este modo, es un reservorio de agua que se encuentra instalado a nivel subterráneo», permitiendo el abastecimiento de agua en la Sierra sobre todo para el ganado.

Subida al primer Aljibe con Pepa Gómez.