Desde hoy lunes los bares y restaurantes tienen que volver a cerrar en Andalucía a las 18,00 horas. Las cafeterías pueden abrir hasta las 20,00 horas, aunque con la prohibición de venta de alcohol durante las dos últimas horas. Como municipio en nivel 3 de alerta, en Ubrique los establecimientos pueden contar con un aforo máximo del 50% en interior, sin poder servir en barra, y con 100% en terrazas.

El presidente de la Asociación de Hostelería de Ubrique, Miguel Ángel Rosado, ha querido hacer visible hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique la «indignación» con la que asisten en este inicio de año a una nueva vuelta de tuerca en las restricciones para el sector en medio de esta pandemia. Son conscientes de los sacrificios a los que obliga la actual crisis a toda la sociedad, pero critican que se siga apuntando a los bares y restaurantes como «los grandes culpables, mientras vemos aglomeraciones en centros comerciales y en reuniones en grupo en los domicilios». Según explica, este nuevo recorte en el horario limita aún más la actividad al desayuno y almuerzo, mientras la meteorología complica en estas fechas que pueda consumirse en las terrazas.

Dentro de la asociación hay diversas situaciones por las que atraviesan sus integrantes, todas ellas negativas con pérdidas acumuladas durante todo el 2020, y en algún caso incluso al borde definitivamente del cierre. Su presidente asegura que ya «ni siquiera pedimos ayudas a las Administraciones, sino al menos que no se cobren impuestos ante la ausencia de actividad, y no al contrario como ha ocurrido con la subida de impuestos que hemos sufrido en este nuevo año».

En relación a las fiestas navideñas, Rosado reconoció que se registró más movimiento que semanas atrás, «pero nada comparable a la actividad de otros años, con sólo algunos días de mayor afluencia con los que no se llega para pagar gastos». Además, subrayó las dificultades de los propietarios de bares y restaurantes en zonas peatonales como la Avenida de España para evitar en determinadas fechas y momentos del día que se formasen grupos de personas entre clientes y viandantes.

Comida a domicilio hasta las 23,30 horas

El BOJA extraordinario publicado el pasado viernes también especifica que «los servicios de restauración podrán realizar servicios de entrega a domicilio hasta las 23:30 horas, estableciéndose como hora límite para realizar pedidos las 22:30 horas; igualmente podrán suministrar servicio de recogida de comida para llevar hasta las 21:30 horas». En los servicios de recogida en el establecimiento, el cliente deberá realizar el pedido por teléfono o en línea y el establecimiento fijará un horario de recogida del mismo, evitando aglomeraciones en sus inmediaciones.

Asimismo, el establecimiento deberá contar con un espacio habilitado y señalizado para la recogida de los pedidos donde se realizará el intercambio y pago. En todo caso, deberá garantizarse el mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal o, cuando esto no sea posible, se procederá a la instalación de mostradores o mamparas. No obstante, en aquellos que dispongan de puntos de solicitud y recogida de pedidos para vehículos, el cliente podrá realizar los pedidos desde su vehículo en el propio establecimiento y proceder a su posterior recogida.

Miguel Ángel Rosado, presidente de la Asociación de Hostelería de Ubrique