Durante 2023 sólo se incorporaron 37 nuevos donantes, cuando la cifra debería estar en torno a los 150. La mayor parte de las donaciones correspondió a personas entre los 51 y los 60 años. Hoy y mañana visitan Ubrique los equipos móviles del CRTS, con las reservas de la provincia sólo al 60%.

En lo referente a donaciones de sangre, la tendencia registrada en los últimos años está siendo negativa tanto a nivel general como en el caso concreto de la localidad de Ubrique. No sólo en el número total de donaciones, cada vez más a la baja, sino por la ausencia de un relevo generacional que puede conllevar graves problemas a corto o medio plazo. Así lo ha subrayado hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique Antonio Chacón, responsable de promoción del Centro de Transfusión, Tejidos y Células de Cádiz, aportando los datos de la memoria de 2023, y haciendo un llamamiento urgente para que los donantes habituales intenten ir acompañados por nuevos colaboradores. Estarán en la tercera planta del edificio del Mercado hoy durante todo el día y mañana martes en horario de tarde.

El pasado año se aportaron en Ubrique 868 donaciones (814 de sangre y 54 de médula), de nuevo por debajo del año anterior, y a pesar de que aumentaron el número de visitas con algunas de carácter extraordinario como complemento a las que realizan cada dos meses. Correspondieron a un total de 502 donantes, de los que 157 tenían una edad comprendida entre los 51 y los 60 años, frente a sólo 77 menores de 31 años. Sin embargo, debido a procesos patológicos o por ley (la edad máxima para donar es de 65 años) muchas de estas personas van a tener que dejar de donar en los próximos años.

Es una peligrosa involución solidaria en materia de donaciones de sangre que viene constatándose no sólo en Ubrique sino en el resto de municipios. En la actualidad, las reservas de la provincia se encuentran al 60%, lo que garantiza el suministro para la actividad hospitalaria sólo durante 3 0 4 días. Desde el Centro de Transfusión se ven obligados a hacer cada día al menos tres colectas, pero están logrando una media de entre 130 y 150 donaciones diarias, cuando son necesarias unas 180 para los hospitales. En el caso de nuestra localidad, cada jornada completa antes conseguían sumar en torno al 100/110 donaciones, ahora llegan con dificultades a las 70/80.

Por todo ello, Chacón ha recordado que el proceso de donar finaliza en menos de media hora. Unos 5 minutos para un reconocimiento médico previo, entre 7/10 la la extracción de sangre, y unos minutos más para un posterior refrigerio líquido. De esa forma “se logra salvar la vida a tres personas”, puesto que cada bolsa se divide en hematíes, plasma y plaquetas. El proceso de donación es completamente seguro, a cargo de profesionales que atienden unas 35 mil donaciones al año en la provincia. Pueden donar todas las personas de entre 18 y 60 años si lo hacen por primera vez, o hasta 65 años si lo han hecho alguna vez antes, que pesen más de 50 kg y cuenten con buena salud.

Antonio Chacón, responsable de promoción del Centro de Transfusión, Tejidos y Células de Cádiz