FOTO: En las primeras elecciones democráticas fueron elegidos como concejales de AT, Emilio Rubiales, Fermín Fatou, Jesús Trujillo, Juan Ríos, José Rubiales, Miguel López, Josefa Mendoza y Francisco Moreno.

La primera Corporación Local en Ubrique tras las primeras Elecciones Municipales democráticas en 1979, estaba compuesta por 16 hombres y una mujer. Pepa Mendoza de la Agrupación de Trabajadores, formó parte del gobierno local durante la legislatura del 79-83, siendo la primera mujer que ejercía como concejala en el Ayuntamiento de Ubrique, en este caso a cargo de las delegaciones de Mercado y Medio Ambiente. Sobre su figura y el papel de la mujer en el marco político, durante el periodo de la transición democrática en nuestra localidad, se centrará el audiovisual que el próximo 8 de marzo estrenará vía redes sociales, el colectivo Alas Violetas. Con esta propuesta se suman al conjunto de iniciativas que desde el asociacionismo y las instituciones, se están programando en estas fechas para conmemorar el Día de la Mujer. Actos, que en Ubrique y a causa de la pandemia no contará con la presencialidad de ediciones pasadas.

Tal y como nos ha explicado Paloma Manzano, presidenta de Alas Violetas, el documento audiovisual, en formato entrevista, ha sido elaborado desde la asociación de forma casera y se difundirá por Facebook e Instagram, en principio el mismo lunes. La iniciativa pone de relieve el papel que jugaron en los primeros años de democracia las mujeres en la política local. Pepa Mendoza abrió el camino a las concejalas de las futuras legislaturas, hasta que en el 2015, Isabel Gómez consiguiera la Alcaldía, siendo la primera mujer en ocupar el cargo en Ubrique.

Dentro del programa de actividades organizado por Alas Violetas, se repetirá el acto simbólico de renombrar calles de la localidad, con nombres de mujeres que han formado parte de la historia. Según Paloma, siglos enteros de civilización se han contado sin incluir a las mujeres, la historia de los varones ha sido extensiva a la historia de la humanidad. Los prejuicios sexistas al contar los acontecimientos pasados han silenciado la labor de las mujeres.

Es por ello, por lo que durante estos días se procede, de manera simbólica a la feminización del callejero de Ubrique. La ubicación de las calles aún no se ha concretado, pero si los nombres. Se incluirán por ejemplo mujeres en distintos ámbitos, Margarita Salas en el científico, Serena Williams en el deportivo o Margaret King, quien como tantas otras, tuvo que esconder su talento, en este caso pictórico, detrás de una figura masculina. En el plano local, se destacará por ejemplo a contribución de la «ubriqueña de adopción», Pushpa Daryani, que durante varias décadas formó en la lengua inglesa a estudiantes de la localidad.

Con el lema «Somos imprescindibles, seguimos invisibles», Alas Violeta se suma a la reivindicación que se planeta para este 8 de marzo, donde se pone el foco en el reparto de las responsabilidades en materia de cuidados. Los cuidados de personas dependientes, tanto mayores como hijos e hijas, han sido históricamente atribuidos a las mujeres. Trabajos no retribuidos ni reconocidos, que han limitado su progresión en otros ámbitos de la vida y cuyo valor se ha puesto de especial relevancia durante esta pandemia. Un nuevo modelo de corresponsabilidad y un reparto no discriminatorio entre mujeres y hombres es un reto sobre el que  se invita a reflexionar este 8 de marzo de cara a alcanzar la igualdad real.

Paloma Manzano, presidenta de Alas Violetas.