Un grupo de cinco empresas marroquineras de Ubrique y Prado del Rey, acompañados por la Fundación Movex, con la organización de la CEC y financiado por Diputación, están visitando estos días la ciudad belga de Amberes, que desde hace décadas en una de las referencias mundiales del diseño de moda y la mayor sede de la industria del diamante. Hoy junto a Javier Gallego, gerente de Movex, en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique hemos conocido los detalles de esta ‘visita de aprendizaje’ con la que el sector de la Piel pretende retomar la relación que desde hace tiempo mantenían con su Escuela de Diseño y que quedó en suspenso por la pandemia.

Según precisó, casi el 90% del diamante bruto del mundo y el 50% del acabado pasan por las joyerías de Amberes, por lo que existe una gran oportunidad para las empresas ubriqueñas en lo referente a la estuchería en piel y el packaging de lujo. Hace unos días nueve firmas marroquineras también estuvieron en París y para noviembre Extenda está organizando una misión comercial de empresas japonesas y coreanas a Ubrique.

La expedición llegó el miércoles noche a Bélgica, e iniciaron desde ayer un amplio programa de contactos que se prolonga durante toda la jornada de este viernes, con nuevas reuniones con algunos de los diseñadores de los conocidos como ‘Los Seis de Amberes’ y con la directora de la Escuela de la Moda. Los participantes en esta visita a Amberes cuentan con todos los gastos pagados en materia de viajes y alojamiento, como actuación incluida en el marco del convenio 2022 entre la Diputación de Cádiz y la CEC, financiada en un 100% por el área de Coordinación y Desarrollo Estratégico, Productivo y Social.

Se concibe como una ‘visita de aprendizaje’, e indican que debido a las necesidades requeridas actualmente por las empresas del sector de la piel de la provincia, motivadas por los cambios producidos en los últimos años tanto en los hábitos de consumo y la relación con sus clientes como en la incorporación de las nuevas tecnologías y nuevos materiales al sector, se requiere una adaptación a estos cambios, que permita combinar  las técnicas tradicionales  con los nuevos retos que requiere el  mercado en estos momentos.

Javier Gallego, gerente de la Fundación Movex