En la vuelta de nuestro espacio dedicado al consumo, el secretario general de FACUA-Cádiz, Jesús Yesa, ha vuelto a responder varias de las consultas llegadas, siendo nuevamente las relacionadas con la energía y las compañías telefónicas las más frecuentes. Al respecto de estas últimas, Jesús Yesa ha explicado que la información que nos dan a los consumidores en cuanto a tarifas y precios deben incluir todos los añadidos como el IVA, es decir, el precio que nos comuniquen debe ser el precio final. Estas conversaciones telefónicas suelen estar grabadas por lo que podemos utilizarlas para reclamar si nos cobran algún importe de más. A partir de esa reclamación deberá establecerse el precio acordado. Además, ha señalado que el consumidor no tiene que demostrar su inocencia, sino que es la empresa la que debe acreditar el contrato o la grabación.

En relación a los cursos de formación contratados por internet, el secretario general de FACUA-Cádiz, ha puntualizado que siguen la misma normativa que el resto de productos. Esto es, se tiene el derecho de cancelar el contrato en el plazo de 14 días, lo que también implica la posibilidad de reclamar el importe pagado. Una vez superado ese tiempo, estaremos obligados a cumplirlos ya que la empresa no estará obligada a admitir la cancelación del contrato. Hay que tener en cuenta que estas empresas tienen que contar con un personal y unas infraestructuras dispuestos para la demanda contratada.

Los contratos de arrendamiento también han sido objeto de estas consultas, al respecto de los cuales, Jesús Yesa ha matizado que hay que diferenciar entre aquellos dirigidos a una vivienda permanente (duración mínima de siete años), o de temporada. En cuanto al importe de la señal, habría que comprobar individualmente cada caso, para conocer qué está acordado en el caso de que el inquilino decline el alquiler. Si no especifica nada, al tratarse de una reserva, no podrá reclamarlo. En el supuesto que sea el arrendador el que cancela, deberá devolver el importe, más una indemnización por prejuicios si el arrendatario así lo reclama.

Por último, desde FACUA han recordado que todos los cambios contractuales en lo que a la potencia de electricidad se refiere, eran gratuitas hasta el 31 de mayo. En total se podían realizar dos bajadas/subida de potencia por cada usuario.