El sindicato espera alcanzar un acuerdo con la empresa antes de tener que llegar a la huelga indefinida de forma que ningún usuario deba verse afectado. Para el miércoles 21 hay prevista una reunión de mediación en el SERCLA. Se trataría de la primera huelga indefinida del sector en la provincia, convocada desde UGT «por los incumplimientos del Convenio Colectivo desde hace 4 años».

María Yanitza, secretaria provincial de Salud Laboral e Igualdad y Ley de Dependencia de UGT, e integrante del Comité de Empresa de Ley de Dependencia de Ubrique, ha explicado hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique los motivos por los que han decidido convocar una huelga indefinida a partir del sábado 23 de julio por parte de las trabajadoras de Ayuda a Domicilio de la Dependencia en la Sierra de Cádiz. Según señaló, cuentan con el apoyo de más de 350 trabajadoras de 10 municipios de la comarca, en las que el servicio está adjudicado a las empresas Fepas y Arquisocial, y se muestran abiertos a conversar con CC.OO para actuar en conjunto.

Desde el sindicato lamentan la falta de diálogo por parte de las empresas, pero esperan que en los próximos días puedan sentarse para llegar a un acuerdo que evite finalmente la huelga y la afectación a los usuarios. UGT ha solicitado que los servicios mínimos se limiten a las personas con grado I, si bien será la Junta de Andalucía la que lo determine, y calculan que podría rondar el 90%.

Entre los incumplimientos del Convenio que denuncian, aspectos relativos tanto a la jornada laboral, como a salarios (con el pago de las horas extras diferente según se trate de una empresa u otra), antigüedad, uniformes, riesgos laborales, o vacaciones. A todo ello se añade la reclamación de que se haga efectiva la sentencia de la Audiencia Nacional que reconoce que los salarios de los trabajadores del sector de la Atención a la Dependencia deben incrementarse en un 6,5% según marca el VII Convenio Colectivo.

La Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT Cádiz ha venido convocado distintas manifestaciones desde tiempo atrás, pero denuncian la falta de soluciones, a pesar de haber mantenido reuniones con Diputación, las alcaldías de diversos municipios de la comarca y con la propia empresa, a la que acusan de mostrar una actitud sólo «de ordeno y mando».

En el caso de Ubrique son un total de 150 trabajadoras. Al igual que en otros municipios, reclaman que la gestión del Servicio de Ayuda a Domicilio de la Ley de Dependencia vuelva a ser municipal, tal y como ocurrió durante algún tiempo tras su entrada en vigor desde 2008, y ante el incumplimiento reiterado del convenio desde hace 4 años por parte de la empresa adjudicataria del servicio, Fepas. Además, a Diputación le exigen que lo saque a licitación, puesto que van ya por el segundo año de prórroga con las actuales empresas adjudicatarias.

María Yanitza, secretaria provincial de Salud Laboral e Igualdad y Ley de Dependencia de UGT, e integrante del Comité de Empresa de Ley de Dependencia de Ubrique