“Es un proyecto que es necesario para Ubrique, el tratamiento de los escombros es un problema al que tenemos que dar soluciones” que contribuirá a eliminar los vertidos de estos materiales que se dan en la actualidad. De este modo se ha posicionado hoy el alcalde de Ubrique, Mario Casillas, en Cosa de Todos, en torno al acuerdo ayer en sesión plenaria de la declaración de “utilidad pública e interés social” de una planta de reciclaje de residuos de la construcción y central móvil de fabricación de hormigón, en una finca rústica ubicada en la Pasada del Portugués, un terreno privado que no cuenta con protección medioambiental, al estar fuera de Parque Natural. Durante su intervención ha querido aclarar, no obstante, que “lo aprobado simplemente es que el suelo permita la actividad”, enviando por tanto un mensaje de tranquilidad a los vecinos y residentes de la zona. “La empresa tiene que presentar un proyecto que se tendrá que valorar técnicamente” desde el Ayuntamiento, en función de parámetros de accesibilidad, riesgo acústico o “nocivos” por la emisión de gases y polvo. Del mismo modo, se atenderá al impacto medioambiental y no se dará el visto bueno a nada que no cuente con todas las autorizaciones en este sentido. Igualmente, se prevé organizar encuentros con los residentes de la zona, para explicar los detalles del proyecto cuando se cuente con las primeras valoraciones, recordando que como gestor público, “estoy aquí para velar por los vecinos del pueblo”.

Durante su intervención, el Alcalde de Ubrique ha atendido a las numerosas peticiones de los oyentes de Radio Ubrique, al tiempo que informaba de los proyectos que desde el gobierno municipal se plantean para espacios como la Estación de Autobuses, el Cine Capitol o la Avenida España, así como las determinaciones bajo las que se han adoptado actuaciones como la creación de la plaza de las Petaqueras o el control de las horas extras del personal municipal, aclarando en este último tema que “el Ayuntamiento no ha dicho que no se pagan las horas extras, pero si que estén justificadas” el trabajo de las mismas. Asimismo, daba cuenta de las fiestas locales para el año 2025 aprobadas en el pleno de ayer. Estas serán el 26 del mayo, Día del Petaquero, y el 8 de septiembre, Día de la Patrona, estableciendo que la Feria  de Ubrique se celebre del 10 al 14 de septiembre de 2025.

El proyecto del Cine Capitol, la actuación en la Avenida España o la adquisición de la UA-6, son iniciativas que si bien corresponde a la anterior gestión, se consideran necesarias desde el gobierno de Mario Casillas. Sin embargo, aclaraba que la envergadura de las mismas ha obligado al Ayuntamiento a endeudarse en más de tres millones de euros, “y ese importe me lo encuentro cuando llego aquí”. El Alcalde ha cifrado en 3.750.000 la deuda municipal, de los que tan sólo 415 mil euros, correspondientes a la compra del suelo del recinto ferial, responderían a decisiones del actual gobierno y no a acciones destinadas a desarrollar proyectos heredados de la anterior legislatura, tales como los cerca de 900 mil euros de la compra de la UA-6 y los más de dos millones que con recursos propios ha tenido que aportar el Ayuntamiento para seguir adelante con el Cine Capitol y la Avenida España. Del mismo modo reconocía que esta elevada cifra, lastra las intervenciones que se pueden llevar a cabo en Ubrique, “no me puedo meter en una obra de envergadura porque estoy limitado por esa deuda”.

Con respecto a la Estación de Autobuses, Mario Casillas, manifestaba su intención de acometer mejoras a corto plazo, acondicionando las instalaciones para pasajeros y usuarios del transporte interurbano en Ubrique. En un primer momento se está a la espera de que la anterior concesionaría, la empresa Los Amarillos” cumpla con lo conveniado y devuelva el inmueble en las mismas condiciones en las que era recepcionado. De no ser así, el Ayuntamiento asumiría el gasto de los trabajos y después se les conminaría abonar el coste. Por último se ha referido a la nueva Plaza de las Petaqueras, situada en la cubierta del depósito de agua de Herrera Oria, defendiendo la puesta en valor de este espacio, “antes estaba en peores condiciones, con problemas de moho y animales que entraban a hacer sus necesidades”.

Mario Casillas, alcalde de Ubrique