El cantaor José M. Gómez “El Ecijano” y el bailaor Nicolás Jurado, se llevan el primer premio del XXXVI Concurso Nacional de Arte Flamenco “Ciudad de Ubrique”, cuya final se celebraba el pasado sábado en el IES Francisco Fatou. La crónica de lo allí acontecido nos la ha narrado hoy en La Mañana el presidente de la Peña y jurado, Manuel Román, quien se ha mostrado satisfecho con el espectáculo ofrecido por los participantes y el respalado del público asistente a la gala.

El jurado mostró consenso en el reparto de premios en la modalidad de Cante, la dificultad radicó al valorar el segundo y tercer premio del Baile, ya que el primero quedaba determinado, por unanimidad para el bailaor malagueño. Así lo decidían Pepi Morales Gil y Pepi Morales “La Chale”, junto con Manolo Román los tres integrantes del jurado del concurso en esta edición.

Nicolás Jurado en Baile recibirá una dotación económica valorada en 2.500 euros, dividido en dos pagos al igual que el primer premio en Cante. El segundo premio de la modalidad de Baile fue para la madrileña Isabel Alarcón, quien se lleva 1.500 euros, mientras que la tercera premiada en la modalidad de Baile, Ana Berrocal de Medina Sidonia (1.000 euros). Los cantes por tarantos y seguiriyas le valieron a  José M. Gómez “El Ecijano” el primer premio en la modalidad de Cante, obteniendo los 2.000 euros del premio. El segundo premio, Juanito Berrocal de Medina Sidonia, con 1.000 euros y el tercer premio, José Molina de Ronda con 800 euros, completan el palmarés flamenco. Por último, en la modalidad de Guitarra actuaba el ganador del único premio de 500 euros, el malagueño, Javier de Ana María.

Con la final del sábado, la Peña Flamenca clausura los espectáculos flamencos ofrecidos durante esta temporada, manteniendo en activo tan sólo las escuelas de castañuelas, guitarra y cante. Al igual que en anteriores ediciones los primeros premios se compromenten a participar en la Noche Flamenca de la Piel, que tendrá lugar en septiembre, momento en el que se retomará la actividad de la Peña tras el descanso veraniego.

Manuel Román, presidente de la Peña Flamenca de Ubrique