Dará a conocer la memoria, que presentaban el pasado 18 de mayo ante la Junta de Andalucía, para que la Patacabra sea incluida en el Inventario de Bienes del Patrimonio Histórico Andaluz y la Marroquinería dentro de la Cultura Tecnológica Andaluza. El Grupo de Investigación y Marroquinería continuará su labor para apoyar también la Indicación Geográfica Protegida de la UE.

El Dr. Pedro Galiana Jiménez, médico que ejerce su profesión en la Mutua La Fraternidad de Ubrique desde el año 1996, recibirá este lunes el merecido reconocimiento a su labor profesional y humana ligada a nuestro pueblo y al sector de la Piel. Será durante el acto organizado con motivo del Día del Petaquero, dando así a conocer la memoria justificativa de 276 páginas elaborada por un Grupo de Investigación y Marroquinería desde enero de 2020.

Una vez iniciado el proceso de solicitud el pasado 18 de mayo, se prevé que la respuesta pueda llegar en el plazo de aproximadamente un año. En cualquier caso, el Grupo de Investigación y Marroquinería que se creó para este fin va a tener continuidad. A partir de septiembre volverán a reunirse para profundizar en el camino iniciado, realizar publicaciones de estos contenidos para dar más visibilidad a la industria marroquinera, y apoyar el proceso de obtención de la Indicación Geográfica Protegida de la UE para el sector de la Piel.

Galiana ha destacado que el homenaje deber ser “para el gremio de personas de la Piel que trabajan cada día dando sus frutos y allanando el camino para tantos universitarios”, y ha agradecido el trabajo de la treintena de personas -marroquineros, historiadores, economistas…- que han hecho posible el proyecto. El 18 de mayo presentaban telemáticamente la  memoria justificativa para solicitar ante la Junta de Andalucía que la Patacabra sea incluida en el inventario de Bienes del Patrimonio Histórico Andaluz y la Marroquinería dentro de la Cultura Tecnológica Andaluza. El lunes se hará entrega del documento al alcalde de Ubrique, Mario Casillas, ya que los derechos de autor los ha cedido para el pueblo de Ubrique.

Tal y como nos anticipaba, se trata de un trabajo con una “gran carga de solemnidad y cientifismo”, estructurado en dos grandes bloques. En primer lugar, de forma introductoria, se recoge la historia de Ubrique y de la marroquinería, así como su localización geográfica tan ligada al agua, y el lenguaje propio originado en torno a esta actividad. La segunda parte está dedicada a las herramientas manuales y especialmente a la Patacabra, desde su origen, ergonomía, o tipos, pero también recoge una comparativa entre la fabricación tradicional y las nuevas formas organizativas y de producción de esta industria.

Además, para remarcar la singularidad de la Patacabra y de la forma de fabricación de la marroquinería ubriqueña, se han realizado búsquedas en Internet a través de buscadores populares y otros más especializados, utilizando palabras clave en los distintos idiomas de los países productores de marroquinería. La conclusión es que la Patacabra es una herramienta exclusiva de nuestro pueblo, y también incluso el proceso de fabricación marroquinera especialmente los artículos ahormados.

Junto a este proyecto de reconocimiento para la Patacabra y la actividad marroquinera, Pedro Galiana es el autor del primer estudio sobre salud y marroquinería, presentado a finales de 2014 y titulado ‘Contribución al estudio de las enfermedades profesionales y dermatopatías laborales en el sector marroquinero en nuestro medio’.