Metidos de lleno en pleno verano, y por tanto en la temporada de alto riesgo de incendios forestales, ayer se registraba en nuestra zona el primer conato de incendio. En concreto, en la parte alta de la conocida como ‘Variante’, en uno de los márgenes de la carretera A-373 entre Ubrique y El Bosque. La rápida llamada de aviso, la proximidad del Parque Local de Bomberos -a unos 800 metros-, la facilidad de acceso al lugar, y la ausencia de viento, se aliaron para que finalmente el fuego pudiese ser controlado en media hora y todo quedase en un susto. Así nos lo explicaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique Víctor Escribano, subinspector jefe de los Parques de Bomberos de Ubrique y Olvera. La llamada de alerta se producía a las 16,35 horas, afectando a una superficie de entre 500 y 1.000 metros cuadrados de pastos y vegetación.

Participaron en su extinción en un primer momento los dos bomberos de guardia del Parque Local y efectivos de la Policía Local de Ubrique, junto a un vecino del municipio. Desde el Parque Local de Villamartín se enviaron otros dos bomberos, que finalmente dieron media vuelta a la altura de Tavizna al estar ya controlado y contar con presencia del Infoca. Por su parte, agentes de la Guardia Civil se encargaban de regular el tráfico en ese tramo de carretera.

Desde bomberos utilizaron dos vehículos; uno rural o Romeo con 3.000 litros específico para este tipo de incendios, y uno más pequeño de 1.000 litros, por lo que emplearon unos 4.000 litros de agua para controlar las llamas en unos 30 minutos. A partir de ahí, fueron los agentes del Infoca los que tras su llegada realizaban las labores de refresco de la zona para evitar su reinicio.

Desde el pasado 1 de junio y hasta el 15 de octubre Andalucía se encuentra en periodo de alto riesgo de incendios forestales, período durante el que está prohibido el uso del fuego y la circulación de vehículos a motor en los espacios forestales y de influencia forestal (terrenos situados en una franja de 400 metros alrededor de estas zonas). La prohibición afecta tanto a las quemas agrícolas y restos de vegetales como a la preparación de alimentos en las barbacoas, incluso en las áreas recreativas.

Por ello, se hace un llamamiento a la prudencia y a la responsabilidad de la ciudadanía en contacto con el medio natural y la masa forestal. Se recuerda que el 95% de los siniestros forestales tiene detrás la mano del hombre, ya sea por negligencia, accidentalidad o intencionalidad. En el conato de incendio de ayer, aunque se desconoce el origen, parece claro la relación humana por el lugar en el que se registró el fuego, junto a la carretera. Desde el Infoca subrayan además que, debido a las altas temperaturas, en estos próximos días pasaremos a riesgo alto o muy alto en zonas como la Sierra de Cádiz.

Víctor Escribano, subinspector jefe de los Parques de Bomberos de Ubrique y Olvera