‘Personas del Mundo’ se marca como objetivo sensibilizar a la población local, y a su vez crear una red de apoyo y asesoramiento para las personas migrantes. Hacen un llamamiento a la participación en una encuesta anónima, como primer paso para conocer su realidad y las dificultades a las que se enfrentan. A partir de ahí prevén elaborar una ‘guía de recursos’, con téfonos y direcciones de interés, y un programa de acogida, intervención y acompañamiento.

Tras la pandemia, y paralelamente a la creciente necesidad de mano de obra en el sector de la Piel, Ubrique viene registrando la llegada de un importante número de población migrante, procedente sobre todo de países latinoamericanos, en especial durante el último año y medio. Ante esta situación, y tras tener noticias de inmigrantes con distintas dificultades, las asociaciones Alas Violetas, HOAC, y Cáritas han decidido poner en marcha la plataforma ‘Personas del Mundo’, con la intención de “sensibilizar a la población autóctona de acogida y a la vez ayudar a estas personas recién llegadas”. Así nos lo explicaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique Paloma Manzano, presidenta de Alas Violetas, haciendo un llamamiento a todos aquellos voluntarios, tanto locales como de otros países, que quieran formar parte de este nuevo colectivo, y en concreto a los inmigrantes para que rellenen la encuesta anónima que han elaborado, como primer paso para conocer con datos reales cuáles son las principales dificultades a las que se enfrentan.

En este sentido, también hablábamos con Tania Alejandra Cano, colombiana residente con su familia en Ubrique desde hace casi dos años, quien reconocía sentirse “enamorada de Ubrique”. “Nos ha dado mucho, sobre todo calidad de vida, con gente muy buena”, destacaba. Aunque en su caso concreto no ha tenido grandes dificultades, integra la plataforma porque considera muy necesario este proyecto “para dar a conocer a la comunidad inmigrante los derechos y deberes que tenemos aquí en España”, asesorar en aspectos como vivienda, sanidad, trabajo, cuentas bancarias, documentación, o escolarización de sus hijos, y ofrecer apoyo en el plano emocional “después de dejar atrás todo en nuestro país”.

Según los datos con los que cuenta la plataforma, son algo más de 500 los migrantes empadronados en la actualidad en Ubrique, con mayor presencia de personas procedentes de Colombia (247) y Perú (199). Se trata de cifras oficiales a las que habría que añadir los residentes de manera irregular. Para toda esta comunidad migrante va dirigida la encuesta diseñada por ‘Personas del Mundo’, a la que hacen un llamamiento a la participación a través de este enlace. El cuestionario, completamente anónimo, pregunta por aspectos como la situación personal y familiar en que se encuentran en Ubrique, país de origen y tiempo en España, tipo de documentación de que disponen, situación laboral, alojamiento, bienestar emocional, si cuenta con alguna red de apoyo, relación con la población ubriqueña y migrante, la cobertura en materia sanitaria o educativa, o aquellos ámbitos en los que necesita ayuda.

Una vez dispongan de estos datos que reflejen la situación del colectivo migrante, a partir de septiembre el siguiente paso será la elaboración de material de difusión sobre la propia plataforma, y una guía de recursos, con la que puedan contar las personas a su llegada a Ubrique, en la que se recojan los teléfonos y direcciones que pedan necesitar, y los procedimientos que deben seguir para recibir asistencia sanitaria, escolarizar a sus hijos o por ejemplo abrir una cuenta en el banco.

Posteriormente Alas Violetas, Hoac, y Cáritas tienen como objetivo diseñar un programa de acogida, intervención, y acompañamiento. Según precisaba Paloma Manzano, hasta ahora los tres colectivos han venido realizando esta labor de asesoramiento de manera individual, pero no enmarcado en ningún proyecto. Para ello, buscarán financiación y la colaboración de otras entidades de voluntariado y administraciones públicas. Además, subraya que abrirán la participación a los propios migrantes “porque ellos son los protagonistas, y deben participar de forma activa en la decisión de los siguientes pasos, y en el acompañamiento de esa red de ayuda”. También ha hecho un llamamiento a los ubriqueños y ubriqueñas que quieran formar parte como voluntarios, “porque todo el mundo puede aportar”, y todo ello para contribuir a la convivencia. Pueden contactar con la plataforma a través del correo personasdelmundo.ubrique@gmail.com.

Tania Alejandra Cano nos ha relatado cómo junto a su pareja decidieron buscar un nuevo proyecto de vida fuera de Colombia, huyendo de la inseguridad, para que proteger a sus hijos y que no tengan que crecer en esa situación de violencia. Según subrayó, la mayor parte de migrantes no se desplaza por motivos económicos, sino intentando dejar atrás situaciones de violencia, discriminación o por ideología de género.

En su caso, por ejemplo, precisa que su incorporación laboral ha sido más fácil, porque ya trabajaban en la marroquinería en su país. Llegaron en pareja a Almería, pasaron un tiempo por Madrid, y después de tener noticia del sector de la Piel de Ubrique, pudieron venir a nuestra localidad y por fin traerse a sus hijos, “que están escolarizados en el colegio Ramón Crossa, donde los han tratado muy bien”, agradece. Reconoce que echan mucho de menos a su familia, y otros aspectos como su comida y su cultura. También explican que hay otras personas migrantes con mayores dificultades a la hora de encontrar trabajo, sobre todo en los ámbitos profesionales para los que están titulados, pero que tienen muy complicado convalidar en España. Además, cuando residen aún sin la documentación necesaria están expuestos a recibir salarios muy por debajo a lo establecido, al no tener contrato.

Paloma Manzano y Tania Alejandra Cano, impulsoras de ‘Personas del Mundo’