Esta semana pos feria coincide en nuestra localidad con el retorno de la actividad para centros deportivos y academias. Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique hemos podido conocer las principales características del yoga, en torno al que se ha puesto en marcha en Ubrique la primera escuela dedicada exclusivamente a esta disciplina espiritual, física y mental. Sus profesoras, Cristina Zapata y María del Mar Román, nos han detallado además el programa de clases abiertas y gratuitas que están desarrollando a lo largo de esta semana, que incluye directos de Instagram o una jornada de puertas abiertas mañana miércoles. Ginkgo ofrece clases para todas las edades, con grupos también para embarazadas, niños y mayores, y talleres específicos a lo largo de todo el año.

Los beneficios del yoga van desde la mejora de la capacidad pulmonar mejorando la respiración, hasta la ayuda al sistema inmunológico reduciendo el estrés, o el aumento de la flexibilidad y la postura de nuestro cuerpo mejorando nuestro equilibrio. Por ello, está dirigido a cualquier edad. y sus ejercicios pueden adaptarse a cualquier persona, independientemente de su peso o de sus capacidades físicas.

Así lo han destacado Cristina y María del Mar, profesoras certificadas en la materia, recordando la creación este año en su escuela de nuevos grupos como el de ‘Yoga prenatal y preparación al parto’, en cuyas clases abordan la anatomía de la pelvis y sus movimientos, el suelo pélvico y cómo trabajarlo en cada momento del embarazo, o las diferentes respiraciones que pueden ayudar durante el embarazo y en el momento del parto, entre otros aspectos.

En el caso del ‘Yoga para niños y niñas’, va destinado a menores de entre los 3 y 12 años de edad, para que conozcan su cuerpo y lo conecten con su mente, tanto el manejo de la respiración como las diferentes posturas del yoga que les permiten desarrollar habilidades de concentración, atención, memoria y relajación, con beneficios a nivel físico y emocional. Aprenden a respirar, canalizar su energía, manejar situaciones difíciles y aumentar la confianza y autoestima, fomenta la amistad y el compañerismo y se divierten a través de canciones, juegos e historias.

Por su parte, el ‘Yoga Terapéutico para la tercera edad’, dirigido a adultos con edades entre los 60 y 94 años, tiene como objetivo promover un envejecimiento activo y saludable, adaptándose a las necesidades y expectativas personales y físicas de cada participante. Con la práctica regular del yoga, se pueden mejorar la memoria y el estado de ánimo, ayuda a la concentración y a combatir el insomnio, la circulación, y los problemas digestivos, reduciendo el estrés y ayudando a ganar flexibilidad muscular.

Cristina Zapata y María del Mar Román, profesoras de Ginkgo, escuela de yoga