murcielagoGracias a la colaboración del naturalista ubriqueño Manolo Canto un jueves más nos hemos adentrado en nuestro ‘Cuaderno de Campo’, un espacio de divulgación medioambiental en el que hoy hemos tenido a protagonistas de estas fechas como los murciélagos o el endrino, así como al martín pescador en nuestro juego ornitológico.

Como compañero habitual de estas noches de verano, hemos conocido las características del murciélago. Tanto su capacidad de vuelo nocturno, su época de hibernación, su papel de polinizador en algunos lugares, como sus hábitos alimenticios, que nada tienen que ver con el mito de la sangre, si bien es cierto que algunos tipos de la zona de Sudamérica sí pueden llegar a alimentarse de la sangre de ganado a través de pequeños mordiscos. En el Parque Natural Sierra de Grazalema podemos encontrar hasta una veintena de las 26 especies de murciélagos existentes en la península.

EndrinoEn relación a la flora de nuestro entorno, hoy hemos centrado nuestra atención en el endrino (Prunus spinosa), arbusto muy enmarañado y espinoso de hasta 4 metros de altura muy común en zonas medias y altas nuestra comarca, y que por su presencia ha dado nombre por ejemplo a la Sierra del Endrinal. Además de sus características, Manolo Canto nos ha hablado de sus usos, entre los que destaca como más conocido la elaboración de pacharán a través de sus frutos, las endrinas, cuya recogida es tradicional desde finales de agosto.

Martin pescadorPor último, y dentro de lo que es nuestro juego semanal en el ámbito ornitológico, hoy hemos podido escuchar el canto del martín pescador(Alcedo atthis), un ave que podemos contemplar muy cerca de Ubrique, en lugares como el puente de Los Cuatro Ojos, el río Ubrique, y la zona del trasvase. Su colorido es muy singular, con el dorso del cuerpo, cabeza y alas azul-turquesa con destellos verdoso-metálicos. El vientre y zonas bajo los ojos son de color naranja, mientras que las zonas de la garganta, orejas y orificios nasales son blancas. Su alimentación básica la componen los pequeños peces que divisa, para lo cual se zambulle rápidamente con el pico por delante y los ojos cerrados, y captura a su presa con un gran porcentaje de éxito.

Cuaderno de Campo 14 de agosto de 2014