El uso de hongos, la planta de la moringa y las algas como complementos alimenticios y los productos que contribuyen a  aliviar los síntomas de la menopausia  o los problemas de próstata son los temas que hemos abordados hoy en el «Herbolario de Ana».

En el espacio sobre recomendaciones y consejos basados en la medicina natural, Ana Salguero, nos ha explicado el uso de los hongos en el ámbito de la herbolistería. Los hongos utilizados y conocidos desde hace miles de años, se le atribuyen numerosas propiedades en el campo terapeútico y medicinal. Como suplemento tienen gran capacidad para producir sustancias con propiedades terapéuticas y con efectos antimicrobianos, antifúngicos, antitumorales, antivirales, antinflamatorios, antioxidantes o antihipertensivos.

Las algas marinas sirven para depurar, limpiar el organismo y aportar energía, mientras que la planta de la moringa tiene propiedades antimicóticas, antivirales, antidepresivas y antiinflamatorias.

La salvia, la isoflavona de soja o la onagra en suplementos nos permite combatir los síntomas de la menopausia y es aconsejable tomarlos de manera preventiva antes de llegar a los 45 años. Del mismo modo, el aceite de semilla de calabaza o la vitamina E, son complementos aptos para paliar los efectos de la edad en la próstata. De sus composición y característica nos ha hablado hoy Ana Salguero.

«Herbolario de Ana»