En el caso del hotel Sierra de Ubrique se ha convertido en mes de temporada alta, con una ocupación media que prevén en torno al 70%, por encima de la media anual. La piscinas se convierten en gancho fundamental para atraer a los turistas en estas fechas. Las previsiones son muy positivas también para el próximo mes de septiembre.

Los hoteles de la provincia de Cádiz han registrado durante el primer semestre de 2022 más del doble de pernoctaciones, visitantes y empleo que los que tuvieron a lo largo del mismo período del año pasado. Así se extrae del resumen de datos sobre alojamientos hoteleros de la provincia hechos público semanas atrás por el Patronato Provincial de Turismo, entidad adscrita a la Diputación de Cádiz, basándose en los datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística (INE). En Ubrique muchos alojamientos están viendo también como el mes de agosto, tradicional en el turismo de costas, se sigue consolidando como período de gran ocupación, que no se limita a los fines de semana, sino con estancias en cualquier día debido a las vacaciones. Se trata de personas que buscan la tranquilidad del turismo de interior y que, desde nuestra localidad visitan también los alrededores. Así nos lo explicaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique Antonio Gil, integrante de la familia propietaria del Hotel Sierra de Ubrique.

Según nos apuntaba, las pernoctaciones han descendido algo con respecto a agosto del año pasado, cuando aún se percibía cierto miedo por las aglomeraciones y muchas personas optaron por destinos más tranquilos hasta alcanzar una media del 80% en la ocupación. No obstante, los datos que maneja el hotel en la actualidad siguen estando muy por encima del resto de meses. La razón es que «en agosto debido a las vacaciones se registran estancias más largas, durante cualquier día de la semana, y con clientes que gastan más que en el resto del año», por lo que prevén cerrar el mes con un sobresaliente 70% de ocupación.

En lo referente al verano, en julio notan que hay menos personas de vacaciones y el alojamiento se centró más en los fines de semana. De todas formas, señalan que fue un buen mes, que sigue apuntando a la recuperación progresiva a lo largo de este 2022 una vez quedaron atrás las restricciones de la pandemia. Como en muchos alojamientos rurales, en el caso del Hotel ‘Sierra de Ubrique’ la piscina supone un servicio muy demandado y fundamental en estas fechas, a lo que se suma el que Ubrique esté a poco más de una hora de las playas.

Antonio Gil también indicó que las expectativas siguen siendo muy positivas de cara a los próximos meses. En septiembre con la Feria, y los conciertos y otras actividades que la rodean, e incluso están notando la llegada de la Vuelta Ciclista a España el día 2 a Ronda. En el último trimestre del año, los diferentes puentes festivos, así como el regreso de la actividad de senderismo, y sobre todo el puente de diciembre y navidades volverán a ser épocas importantes para las pernoctaciones.

En relación a las celebraciones, destacó que este 2022 está siendo el año definitivo de la recuperación tras la pandemia, pudiéndose desarrollar bodas y otros eventos que habían quedado aplazados. Hasta julio, y a partir de feria hasta noviembre es cuando concentran la mayor parte de citas. Muchos enlaces se han celebrado a modo de almuerzo en familia, pero por otra parte se ven recuperando las bodas con gran número de invitado, una vez que quedaron atrás las restricciones de aforo por el COVID-19.

Antonio Gil, integrante de la familia propietaria del Hotel Sierra de Ubrique