Presencia y participación ubriqueña en el XIII Symposium Internacional de Historia de la Masonería Española de Gibraltar

Los ubriqueños Antonio Morales y Fernando Sígler de la Asociación Papeles de Historia participan hoy en el XIII Symposium Internacional de Historia de la Masonería Española, organizado por el Centro de Estudios Históricos de la Masonería Española (CEHME), de la Universidad de Zaragoza que se está llevando a cabo en Gibraltar durante estos días.

Más de cien académicos de varios países debatirán durante la jornada de hoy, mañana y el sábado sobre la masonería en Cádiz, Gibraltar y Andalucía, así como sobre el constitucionalismo y la libertad de prensa en el contexto de 1812. Antonio Morales ha titulado su intervención como: «La frontera permeable. Gibraltareños en la masonería española del siglo XX», mientras que Fernando Sígler hablará sobre los «Republicanos de izquierda en la logia Hermano Vigor de Cádiz».

La presencia ubriqueña la aporta Juan Manuel Román que ha timbrado los portafolios en piel que se han entregado a los participantes del simposio.

Antonio Morales, organizador del Simposio

Los trabajos en la tercera fosa del Marrufo eleva a 21 los cuerpos encontrados

Familiares de fusilados atienden en una carpa instalada en el Marrufo

21 cuerpos en total han aparecido ya, en las tres fosas en las que se está trabajando en  la finca del Marrufo dentro del término de Jerez. Los trabajos realizados está semana han puesto al descubierto 4 cuerpos más, dos de ellos pertenecientes a mujeres. Desde los responsable del proyecto de exhumación de las fosas del Marrufo se espera aumentar este número cuando en esta próxima semana,  se abra una cuarta fosa  y se amplíe la superficie de trabajo en las tres ya existentes.

Los nuevos hallazgos han sido anunciados hoy en la sintonía de «La Mañana» por Fernando Sígler, coordinador de las investigaciones históricas en el proyecto de exhumación de las fosas del Marrufo en el valle de la Sauceda.

Las excavaciones en el Marrufo descubren los primeros cuerpos de fusilados

Excavaciones arqueológicas en una fosa común en el Marrufo (Foto: Adrià Riudavets Ramos).

Nueve víctimas, que podrían ser diez,  es el resultado de las primeras excavaciones arqueológicas que se están llevando a cabo en las fosas situada en la finca privada del Marrufo dentro del proyecto de recuperación de la Memoria Histórica que ha promovido la Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo de la Sauceda y el Marrufo.

El colectivo ha explicado en  nota de prensa los resultados obtenido hasta ahora:  los trabajos arqueológicos iniciados el 2 de julio de 2012 en el Marrufo han puesto al descubierto los primeros cuerpos de las víctimas de la represión ejercida por los sublevados contra el régimen de la Segunda República en esta finca privada situada en el término municipal de Jerez de la Frontera (Cádiz), en el límite con los términos de Ubrique, Jimena de la Frontera y Cortes de la Frontera, dentro del valle de la Sauceda, en la confluencia de las provincias de Cádiz y Málaga. 

Fernando Sígler, coordinador de las investigaciones históricas en el proyecto de exhumación de las fosas del Marrufo, ha informado en la actualidad local de «La Mañana»  de Radio Ubrique de los hallazgos. Asimismo,  ha aprovechado para hacer un llamamiento a aquellos familiares de fusilados en está zona, a que acudan al lugar de la excavación (Km.17 de la carretera del Mojón de la Víbora al Puerto Gáliz) para ser informados y colaborar con la identificación de los restos. De hecho, mañana sábado 14 de julio al mediodía se llevará a cabo la recogida de muestras de ADN de los posibles descendientes de los fusilados en las fosas del Marrufo, con el objeto de crear una base de datos de descendientes que se cotejará con los resto óseos encontrados para poder así identificar a los fusilados.

Tras concluir con la primera fase del proyecto, es decir la excavaciones que durarán todo el verano, y realizar los trabajos de identificación, los restos se trasladarán al cementerio de la Sauceda para ser sepultados dignamente. Este campo santo dejó de estar operativo en los años 60, por lo que se pretende reconstruirlo.

Desde la Asociación se ha anunciado además la intención de realizar la denuncia judicial  sobre los restos encontrados para que sea reconocido el crimen masivo que se cometió en esta zona, ya que la combinación de testimonios orales de descendientes de las víctimas y de investigaciones de archivos indican que en este lugar pudieron ser fusiladas sin formación de causa entre 300 y 600 personas entre principios de noviembre de 1936 y finales de febrero de 1937.

Fernando Sígler Silvera, coordinador de las investigaciones históricas en el proyecto de exhumación de las fosas del Marrufo en el valle de la Sauceda