Desde el Grupo Municipal de Andalucía Por Sí, su portavoz y primer teniente de alcalde, ha querido precisar que “a día de hoy no se ha aprobado la construcción de la planta de reciclaje de residuos de la construcción y central móvil de fabricación de hormigón“, sino que durante el pleno de la pasada semana a lo que se dio luz verde fue a su utilidad pública e interés social, “dando el visto bueno al suelo para ese uso, tal y como ya habían hecho previamente la Consejería de Medio Ambiente y la Confederación Hidrográfica”. Ahora la empresa tiene un plazo de un año para presentar el proyecto, que analizaría el Ayuntamiento antes de dar la correspondiente licencia municipal. José Antonio Bautista ha asegurado que en este proceso darán participación a la ciudadanía, para que se puedan aportar en su caso las medidas correctoras necesarias, y valora como muy oportuno el debate social generado en torno a este tema. En cualquier caso, lamentó que “desde algunos sectores se esté intentando comparar el proyecto con la incineradora, o con una escombrera, con las que no tiene nada que ver” y se estén obviando aspectos positivos como el reciclaje de escombros, la reducción de los costes para toda persona que quiera construir en Ubrique, o que vaya a estar gestionada por una empresa cooperativa local.

Bautista considera que en muchos casos “sólo nos están intentando hacer ver todo lo negativo “, atribuyendo al proyecto una contaminación como la de una incineradora, “que no es así, o señalando que el paso de vehículos pesados va a dañar todas las vías”. En este sentido, aclaró que no se está proyectando una escombrera, sino “una planta de transferencia, como el anterior equipo de gobierno tenía en pleno polígono industrial, pero en una ubicación nueva y gestionado por una empresa privada”. Se separarán los distintos tipos de residuos y se enviarán a las plantas que correspondan, aprovechándose los que se puedan para la elaboración de hormigón. “Así que no supondrá un almacenamiento permanente de escombros, como existía años atrás cerca de la cola del pantano”, aseguró, precisando que en realidad “no se trata de un proyecto nuevo, sino que se viene rumiando desde muchos años atrás” con otras características.

Por este motivo, criticó el voto negativo del Grupo Socialista “cuando incluso ellos tenían un proyecto de tratamiento de residuos en la zona de la incineradora” y “aprobaron la utilidad pública de un almacén de camiones”. Les reclama “coherencia y valentía, porque no sólo va a beneficiar a una cooperativa local, sino a todos los ubriqueños”. Según subrayó, el proyecto “forma parte de la Economía Circular, al reciclar residuos, supondrá beneficios económicos para una cooperativa local generando puesto de trabajo, y abaratará los costes de cualquier persona que quiera realizar una construcción en nuestro pueblo”. “Más que un problema, estamos planteando soluciones” ante la situación actual de escombros en Ubrique. “Técnicos especializados de Medio Ambiente nos dicen que es irregular la forma de actuar de echar los escombros en una parcela para después enviarlos a la planta correspondiente”, manifestó, anticipando que van a propiciar la participación ciudadana antes de la aprobación del proyecto, para enriquecerlo y que se contemplen todos los condicionantes medioambientales.

José Antonio Bautista, portavoz del Grupo Municipal de AxSí, Primer teniente de Alcalde y responsable del Área de Servicios Generales, y de Economía y Hacienda