La negociación del Convenio Colectivo de la Piel se estanca tras su octavo encuentro, con las miras puestas ya en septiembre

“De nuevo, nos encontramos en la misma situación del principio, sin acuerdo y con posiciones muy alejadas”, manifestaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique el secretario de acción sindical de UGT en Cádiz, José Carlos Ramos al valorar la última reunión de la mesa negociadora en torno al Convenio Colectivo de la Piel del pasado miércoles. Durante su intervención ha lamentado, por un lado las formas, “no nos toman demansiado en serio a los representantes sociales, ya que se vió que no habían preparado una respuesta a nuestra petición” y por otro lado, el contenido. El encuentro que se retrasó una hora por parte de la Patronal, deja sobre la mesa la mayoría de las propuestas, recogiendo tan sólo como contraréplica la subida del IPC real para cada año de convenio, “dejando tal cual las tablas salariales y regularizar a año vencido con el IPC real”. Desde el 1% de subida que propusieron en la anterior reunión “es una pequeña subida pero ni mucho menos se adpata a la realidad de la subida de Ubrique con respecto a otros convenios”.

Desde UGT y CC.OO se reclama en su propuestas una subida del IPC real de cada año, más un 1,5%, con lo que los trabajadores recuperarían al final de los 3 años un 4,5%, que es el poder adquisitivo perdido durante el último Convenio. Según los cálculos de los sindicatos, la no aplicación del art. 12 durante los últimos años ha supuesto una pérdida media de en torno a 1.400 euros en este tiempo. Además de la recuperación de poder adquisitivo, otro de los ejes es la inclusión del tiempo de desayuno como jornada de trabajo. En este sentido, corroboraron que en el resto de Convenios del país sí computa como tiempo trabajado, y que en Ubrique por contra se tienen que recuperar esos 20 minutos. A este respecto la Patronal lo plantea para el 1 de enero del 2025 pero pendiente de los cambios legislativos que en torno a la reducción de la jornada laboral está impulsando el Gobierno de España, “si la jornada baja nos dicen que esos 20 minutos hay que recuperarlos”. Para UGT esta es una de las líneas rojas que no se puede cruzar y por la que considera, si se tiene el respaldo de la masa trabajadora, iniciar acciones de corte reivindicativo.

De momento, y al no contar con fecha la próxima negociación, se reunirán con trabajadores en Asamblea para informar de la situación, quedando en principio para septiembre el retomar los encuentros, después de un peridodo de “reflexión”, no descartando la posibilidad de dar un paso más en las medidas que se pueden adoptar desde el ámbito sindical, “viendo como está respondiendo la gente si organizamos algo reivindicativo vamos a tener el apoyo de los trabajadores de Ubrique”, asegura, “porque ellos están viendo lo que ganan en otras comnunidades” y en Ubrique “se gana menos, haciendo los mismos bolsos para las mismas marcas”.

José Carlos Ramos, secretario de acción sindical de UGT en Cádiz