La Asociación Ciclista de Ubrique (ACU) pondrá en marcha el próximo 19 de mayo la XXI Ciclodeportiva Villa de Ubrique ‘La Patacabra’, prueba cicloturista que se desarrollará por los parajes del Parque Natural Sierra de Grazalema, destacando los dos puertos de montaña de primera categoría de la Sierra de Cádiz, el Puerto de Las Palomas y el Puerto del Boyar. La cifra de participantes, a falta de que los datos sean ratificados por la Federación que es quien valida la inscripción, alcanza los 200 ciclistas, de ellos tan sólo 25 serán locales, la mitad de la concurrencia obtenida en la anterior edición. Tal y como señalaba  el presidente de la ACU Jesús Fernández, la participación ubriqueña “ha disminuido considerablemente” , también la femenina que este año no contará con ninguna representante local, una circunstancia que ha lamentado, animando a socios y aficionados a respaldar las iniciativas que llegan desde la entidad y que pretenden promover e impulsar el ciclismo en Ubrique.

La carrera, tendrá un recorrido de 100 km y 2.446 metros de desnivel acumulado que partirá de Ubrique hacia El Bosque, siguiendo por el Puerto del Boyar, Grazalema, la Rivera, Zahara de la Sierra, el Puerto de las Palomas, Grazalema, Villaluenga del Rosario, Benaocaz y Ubrique. Toda la prueba será a tráfico abierto, a excepción del ascenso al Puerto de Las Palomas, ya que entre el del Boyar y Las Palomas estará el tramo de competición. La prueba es de velocidad controlada, excepto el Puerto del Boyar y el de las Palomas, que serán de velocidad libre. Una vez subidos estos puertos se hará un reagrupamiento en la zona de avituallamiento (Grazalema), Km. 32 y km. 69, respectivamente. Desde las 7:30 se podrá retirar el dorsal, iniciándose la carrera a las 9 de la mañana desde el Pabellón Polideportivo.

La mayoría de participantes foráneos llegan a “La Patacabra” llamados por el atractivo que supone el tramo de competición de los dos puertos de montaña, que además suele servir de entrenamiento. Ciclistas de la Bahía, Cádiz, Campo de Gibraltar e incluso Sevilla y Málaga, entre los que destaca Oscar Sánchez, ganador en pasadas ediciones. En el plano local cabe mencionar al ubriqueño Alejandro Gómez, “uno de los mejores ciclistas de Ubrique”.

Aunque tal y como indicaba el presidente de la ACU  “esta es una prueba que con un poco de preparación se puede hacer perfectamente”, aconseja tomarse con tranquilidad el ascenso al Boyar para “reservar fuerzas”, así como beber y comer durante la prueba.

La llegada se estima que sea en torno a las 15 horas, donde se ofrecerá una degustación de paella y se procederá a la entrega de premios, que recibirán los 50 mejores, ya que se contemplan trofeos a los tres primeros premios de cada categoría. También las féminas, ya que desde el año pasado los premios son equivalentes para ambos géneros.

Jesús Fernández, ha querido agradecer las distintas colaboraciones que hacen realidad el desarrollo de una prueba que mueve a unos 200 ciclistas y que requiere un esfuerzo organizativo, que afrontan especialmente el medio centenar de socios que ese día participan de la logística de la prueba.

Jesús Fernández, presidente de la Asociación Ciclista de Ubrique