El pueblo de Ubrique ha vivido un mes de marzo muy intenso en lo que a eventos culturales, festivos, deportivos y, en definitiva, turísticos se refiere. Desde la Subida Ubrique, que coincidía con el Concurso de Migas, hasta la Semana Santa, pasando por la Feria de la Piel y sin olvidar la emisión del programa de Masterchef, que ha supuesto una acción más de promoción del municipio en tanto en cuanto sus rincones, sus parajes y las bondades que ofrece el sector de la piel. Todo ello ha sido objeto de debate en el tiempo de Tertulia. Con respecto a la primera edición de Bajo la Piel, y tras ser valorada positivamente por todos los partidos que conforman el pleno municipal, tanto por el trabajo realizado y las actividades programadas, así como la repercusión de asistentes y mediática que ha tenido, nuestros colaboradores han destacado que, aparentemente, el objetivo está conseguido al 100%. Todo ello sin olvidar “lo sustantivo, que no es la feria, sino la piel. El análisis como feria es de 10 y lo que hay que ver ahora es en qué medida ha atraído comentarios, artículos o apariciones en medios de comunicación que hayan reforzado la imagen de Ubrique como referente en el sector.

Prácticamente clausurando la feria, llegaba la Legión para su pasacalles previo a la salida de La Borriquita, que en el Domingo de Ramos arriesgó y pudo realizar su estación de penitencia por las calles de Ubrique. No así las salidas procesionales de miércoles y jueves, mientras que el Viernes Santo se optó por adelantar y acortar el recorrido, lo que no impidió que estuviera, en su tramo final, pasada por agua. Comenzó a llover durante el encuentro de las imágenes de la Virgen de los Dolores y el Cristo Yacente en una Plaza de la Santísima Trinidad abarrotada de gente. Una modificación que, en el caso de Javier Cabezas, considera un acierto por el mínimo riesgo que supone poner en la calle imágenes como la del Cristo Yacente, más factible de tapar para refugiarla de la lluvia. Javier Salguero, por su parte, se mostraba conciliador y rechazaba el radicalismo que existe en torno a aquellos no creyentes que se alegran de que llueva durante la Semana Santa, ya que “el impacto económico que tiene es impresionante y se ha demostrado porque, incluso con la lluvia, se movió mucha gente”.

Por otro lado, este lunes se emitía el programa de Masterchef grabado hace ya algunas semanas en Ubrique. En él pudimos ver, además del propio concurso, pues unas imágenes que a buen seguro sirven de reclamo turístico. Sobre todo, las aéreas y otras tomadas en el Casco Histórico, Convento de Capuchinos o en fábricas y tiendas de artículos de piel. Nuestros colaboradores recordaban que, como estamos acostumbrados a la imagen de Ubrique, no le damos el valor que tiene y que sí reconocemos cuando lo vemos por la tele, siendo un pueblo “muy fotogénico”. Para ambos es bastante importante que el municipio suene y resuene a nivel nacional además de ser “siempre bueno recordarle a la gente lo bonito que es”.

En el tramo final, Javier Cabezas y Javier Salguero han abordado cuestiones planteadas por la audiencia como el descuidado de algunas calles y lugares del pueblo, así como de las diferentes zonas verdes y jardines. A este respecto, Salguero reconocía haber detectado que van con cierto retraso el cuidado de estos puntos en lo que a poda, limpieza o desbroce se refiere, sumándose también que los alcorques están plagados de hierba. Una situación que Javier Cabezas confía en que se revierta tras el anuncio de la incorporación de tres oficiales más a las 8 personas que ya operaban dentro del convenio entre Básica y Ayuntamiento.