Este sábado, 24 de febrero, a partir de las 13:30 en la Plaza del Ayuntamiento tendrá lugar el pregón del Carnaval 2024. Será el momento para que Ubrique rinda homenaje a Juan Carlos Santos ‘Pataíta’, once meses y medio después de su repentino fallecimiento. La encargada de preparar, dirigir y personificar este reconocimiento será su hija, quien desde muy pronto heredara ese amor por la fiesta. María del Mar Santos se ha mostrado “abierta a que pase de todo” y ha adelantado que será un pregón “impactante, sobre todo al empezar”. Para la ocasión, la primera en la que “el verdadero protagonista” no está presente durante el pregón, ha elaborado sobre una idea que tenía clara desde el primer momento, un repertorio que contiene un “mensaje claro y conciso que me gustaría que calara” y en el que “las palabras están muy miradas y metidas a propósito”.

Más tranquila de lo que esperaba (o de lo que sus allegados creían) afronta unos días que pasan más rápido de lo que imaginaba. María del Mar Santos apuntaba que tras pedir opiniones a gente cercana a su padre y que lo quiere, se decidió a tomar una decisión de la que hoy se alegra haber tomado. Preguntada sobre qué le terminó de convencer, aseguraba que fue el “pensar que se lo merece y que estoy en deuda. Creo que se le debería haber hecho antes y lo hago por el pueblo pero también por mí. Por la necesidad mía de soltar lo que tengo”. A menos de 48 horas de la cita afirma que “tenía que ser este año aunque por una parte está muy reciente y no sabía si iba a estar preparada para cuando llegara febrero, montarme en el Fatou y cantar con la comparsa”. Sin embargo, el convencimiento de estar en lo correcto le llegó cuando vio la repercusión de la noticia: “cuando lo dije no sabía cómo se iba a tomar porque no me sentía merecedora y el protagonismo quiero que sea de él. Luego, aunque sabía que mi padre era querido, me ha sorprendido lo que me han demostrado”. En este sentido, sostenía que “carnavaleramente aún sigue vivo”

Con ella hemos conocido un poco más cómo era Juan Carlos Santos y cómo vivía el Carnaval, el único motivo por el que cerraba su negocio dos horas antes o por el que accedía a vestir con traje de chaqueta. “Era un chirigotero por los cuatro costados. Siempre le han dado los papeles más graciosos y ha sido el protagonista sin pretenderlo”, rememoraba su hija, quien guarda recuerdos de febreros en los que llegaba con una cabeza de corcho para que cogiera forma la peluca que luego llevaría. María del Mar asegura que “lo vivía con mucha ilusión aunque en los últimos años lo notaba dolido porque no veía el compromiso que había antes y le quemaba ver eso en la gente”.

Sobre el pregón en sí ha explicado que ofrecerá el pregón que ella considera, no el que cree que su padre haría porque no considera justo que sus palabras salgan de su boca. Por ello va a decir “lo que he vivido con él y lo que conlleva la figura de mi padre”. El texto está terminado desde finales de enero aunque ha ido haciendo algunas correcciones y matices en palabras concretas. Fue entonces cuando consideró que tenía lo que deseaba “aunque como hija siempre te va a parecer poco”. Por último, se ha mostrado agradecida “con todo el mundo; con quien me ha tendido la mano aunque no haya necesitado ayuda” pero sobre todo a José Manuel Richarte por su colaboración en la decoración, a su comparsa, que estará con ella el gran día, a sus amigos, al concejal de Fiestas del Ayuntamiento de Ubrique, Daniel Domínguez Chaves y a los tres grupos de excompañeros de su padre que estarán sobre el escenario.