El año pasado el rumbo de la chirigota de los Niños cambió su senda. Tras doce años de chirigotas oficiales separaban en cierto modo sus caminos, al menos en lo que refiere a Jesús Viruez y Vero Díaz que vivieron un Carnaval diferente. Uno estrenando romancero en solitario y Vero dedicándose al 100% a su repertorio de las Pacas con Maite Arenas. “Queremos que la chirigota vuelva más pronto que tarde”, afirmaban el año pasado antes del Carnaval, pero esa chirigota, tal y como la conocíamos hasta 2022, año de los Romeros empotraos, tendrá que esperar al menos un año más. El año pasado nos contaban que el descanso, al menos por parte de Jesús Viruez, estaba previsto antes del Carnaval anterior un poco por el desgaste que suponen los meses antes de febrero de ensayos, letras… Para este 2024 repiten fórmula y tendremos nuevamente hasta tres repertorios. Así las cosas, el grueso del grupo sacará la chirigota ‘Sofi, Leti, Leonor y otras reinas del montón’; Vero Díaz y Maite Arenas presentarán ‘Las Paquitas Descalzas de la hermandad del Sabañón’; y Jesús Viruez repetirá con su romancero que este año será ‘Cuando no tengo na que hacer, cojo la escoba y me pongo a barrer’.

Con el propio Jesús Viruez, Maite Arenas, José Manuel Gago y José Carlos Benítez hemos repasado lo que fue la fiesta en 2023 en lo que han definido como “un Carnaval diferente” que querían experimentar y en el que creen que conectaron con la gente. El nivel de exigencia propio estaba por debajo del de otros años, también por el tiempo que le dedicaron ya que, en lo que respecta a la chirigota, no fue hasta finales del mes de diciembre cuando decidieron salir. En el caso de las Pacas, Vero confiesa que “me quedé con ganas de cantar más, pero lo pasamos bien que es lo que tratamos y por lo que salimos”. Por último, Jesús Viruez apuntaba que se tiró a la piscina “sin saber si había agua, y al final nadé”.

Pese a los buenos recuerdos, prácticamente todos han reconocido que lo único positivo que ven al Carnaval callejero es no tener la obligación de cumplir con horarios y eventos y no estar cuatro fines de semana cantando ya que el empezar con la presentación en el IES Francisco Fatou, hace que la fiesta se prolongue un mes entero cuando antes se vivía con intensidad “dos semanas y media”. El hecho de que Jesús Viruez estuviera falto de ganas en septiembre hizo que el camino iniciado el pasado año continúe, al menos, un año más, sin que tengan fijado un plazo más allá de la motivación del autor por hacer algo más trabajado y volver a la oficialidad.

De cara a este año, volverán a vivir juntos el Carnaval, acudiendo a cantar prácticamente siempre en compañía. Sobre sus ideas, Vero Díaz ha adelantado que las Pacas volverán a su esencia tras salirse un poco del papel con la ‘comparsa’. Jesús Viruez comentaba que su romancero seguirá en la misma línea y que la composición del mismo ha sido igual que en 2023 y ha sido en ratos sueltos y esporádicos cuando ha ido dándole forma a la idea, la cual cambió en el mes de noviembre después de tener medio repertorio escrito sobre otra. José Carlos Benítez manifestaba que la idea de la chirigota nace de un suceso que consideró suficiente e interesante para crear el tipo. El tiempo le ha dado la razón ya que en apenas dos meses tenía escrito prácticamente todas las partes que van a interpretar a partir de la Chorizá y que –cree- va dirigido fundamentalmente a la generación ‘millennial’.

Sobre la fiesta, además de lo largo que consideran que se hace, han lamentado la falta de cantera y la falta de proyecto por parte del Ayuntamiento, no ya de este recién llegado sino de los anteriores que “llegaban en diciembre con un folio en blanco”. En este sentido reclaman una reunión tras el Carnaval para tomar nota de las cosas a mejorar y tener un primer contacto en el mes de octubre. También pedían que se lleve el Carnaval a los centros educativos, con chirigotas locales o juveniles de Cádiz, con la intención de que en el futuro salgan grupos nuevos que cuenten con el apoyo de los que ya están y del Consistorio en forma de local de ensayo, instrumentación, etc.