Con ausencias importantes, pero con retornos e incorporaciones de peso se presenta un Carnaval más la chirigota del Rebaje, que en este 2024 llega bajo el nombre ‘Comunidad arcoriris: ¡ya estamos aquí!’. Hasta cinco componentes (Javi Parrado, José Manuel Casillas, Andrés González, José Luis Ríos y José Manuel Richarte) no estarán por diversos motivos en un grupo al que vuelve David Morales y al que se incorporan Dani Casillas, Diego Ríos y Miguel Ángel Marchante. Finalmente, por cuestiones laborales, no podrá salir Antonio Pacheco.

Pese a todo ello, la chirigota tratará de mantener “un estilo y un soniquete que para nosotros es innegociable”. Tanto que no han tratado de adaptar las músicas a la nueva composición del grupo, sino que han sido las incorporaciones las que se han adaptado a lo que ya había. Tampoco se les pasó por la cabeza descansar un año y fue la idea y el jugo que podían sacarle lo que les sirvió de motivación para seguir adelante por lo que trataron de contrarrestar las bajas con gente que pudiera ocupar un rol similar, como es el caso de Dani Casillas, que puede ejercer el papel que hasta entonces tenía su sobrino José Manuel, o el de Miguel Ángel Marchante, quien ha aportado ideas para partes del repertorio y firma un cuplé. Para el resto de cuplés, salvo el que sirvió de medida, han contado con una colaboración externa de una persona que escribe por primera vez para una agrupación. De nuevo la intención será tratar de conectar con el público desde el primer momento, algo que –reconocen- cuesta menos trabajo en Ubrique una vez llevas varios años saliendo, pues es cuando te prestan una mayor atención.

Con Jesús Moreno, José Manuel Parrado y Miguel Ángel Marchante también hemos repasado los recuerdos que les deja el pasado Carnaval en el que percibieron nuevamente una buena acogida por parte del público. Además, resaltaban lo vivido en su local de ensayo el día de la Chorizá cuando se juntaron allí varias agrupaciones, lo que les permitió vivir unos momentos inolvidables y poder escuchar lo que llevaban otros grupos.

Acerca del repertorio ofrecido han destacado su intención de tratar todos los temas posibles, aunque siempre te quede algo por cantar por tiempo o espacio. Su idea, la de Capitán Pellejo se prestaba “a dar caña y dejar un mensaje y lo quisimos hacer como siempre, sobre una crítica constructiva”. Además, lo hicieron con unas piezas donde el mensaje era más evidente y directo y otras en las que la crítica o el chiste estaba un poco más latente. En el compromiso de sus letras no volvió a faltar aquella que reivindica un mayor trabajo por la cantera “por parte de todos. La administración tiene que mojarse, ofrecer cursos, material, instalaciones… Pero también está en nosotros, en las agrupaciones, en los padres y en los colegios” porque se puede “llevar a un niño a un local de ensayo, plantear actividades extraescolares” relacionadas con el Carnaval, etc. Por último, se mostraban un tanto escépticos por las novedades en la cabalgata temiendo que adelantar la hora suponga comenzar antes con el botellón.