Una de las grandes noticias que nos deja este Carnaval antes de empezar es la vuelta de la comparsa de las niñas seis años después. 2018 fue el último en que estuvieron de manera oficial con ‘La cara y la cruz’. A partir de ahí, en 2019 tuvo lugar el pregón de Sandra Morales, en 2020 sacaron ‘Clandestina’ en el Carnaval callejero y, tras ello, no han podido sacar adelante la agrupación en ninguna ocasión pese a que para 2022 tenían tanto el tipo, la música y la letra de pasodoble y otras partes del repertorio. La dificultad para encontrar percusionistas ha sido el principal motivo, que se ha unido a temas laborales y de estudio y otras circunstancias personales.

En esta ocasión recuperan esa idea y parte de ese trabajo realizado por Serafín Maza, que firma y dirige ‘La fórmula’ con la colaboración de Jesús Marchante en el montaje de algunas piezas musicales, de Noelia Domínguez en la creación de un pasodoble, de Javi Sánchez Parrado con varios cuplés. Este último es una de las novedades del grupo, cumpliendo así un compromiso que adquirió con parte de la comparsa de salir en algún momento con ellas. Completa la percusión, en su caso como bombista, Pepe Casillas, que se une sin haber tenido experiencia alguna en la fiesta. Además de ellos, Daniel Bohórquez se incorpora como guitarrista además de dos miembros más procedentes del flamenco como Sofía Jiménez y Nazaret García, natural de Arcos de la Frontera. Iriana León también estará la mayoría del Carnaval con un grupo al que vuelven Sonia Fernández, Paula Gil y Amparo Gómez.

Sobre las motivaciones y dificultades por salir de nuevo hemos conversado con Sandra Morales, Cristina González, Javi Sánchez Parrado y Nazaret García, que vivirá también su primer Carnaval en agrupaciones. No obstante, el grupo aguarda con expectación lo que les deparará el mes de febrero ya que, tal y como reconocían, se van a encontrar una fiesta bastante diferente a la que dejaron en cuanto a número de agrupaciones y orden de los eventos. En este sentido, tanto Sandra Morales como Cristina Gutiérrez reconocían no tener claro si prefieren arrancar con la gala del IES Francisco Fatou o con alguna toma de contacto previa como era habitual con la Tortillá y la Jamoná. A este respecto, adelantaban que los propios grupos han propuesto al Consistorio de cara a la Chorizá que se prohíba cualquier música en los altavoces de las barras que no sea de Carnaval y que se recuperen las dos barras de la calle Torre.

En cuanto a la comparsa y su repertorio, destacaban la música del pasodoble, hecha con retazos de otras agrupaciones suyas. Algo que le ha supuesto una dificultad previa a la hora de ensayar y aprenderse las letras ya que relacionaban esas músicas con las del año en cuestión. A la presentación y el popurrí se le añaden ocho pasodobles y diez cuplés, en su mayoría compuesto por Serafín Maza, quien también ejerce como director del grupo y al que han agradecido su compromiso, constancia, paciencia ánimos que dedica al resto. También han querido agradecer a los patrocinadores su ayuda, a Estefanía Hernández la elaboración del boceto del disfraz y a sus familiares (parejas, padres, madres y abuelos fundamentalmente) la colaboración para posibilitar que la comparsa salga adelante. Todo ello ha posibilitado que se cree un ambiente muy familiar que evoca a agrupaciones del pasado y con el que se hace cantera de cara al futuro.

El de 2024 será un Carnaval muy especial para la agrupación ya que una de sus componentes, María del Mar Santos, será la responsable de pregonar la fiesta como homenaje a su padre, Juan Carlos Santos ‘Pataíta’. Una noticia que emocionó a sus compañeras una vez lo contó en el ensayo. Al hilo de ello nos contaban la fortaleza mental y madurez de María del Mar para desempeñar esta labor y lo claras que tenía las ideas a la hora de su ejecución aunque reconocían que será un día difícil por todas las emociones y sentimientos que estarán a flor de piel.