Los sindicatos UGT y CC.OO se han citado ya con la patronal marroquinera para la constitución de la Mesa Negociadora y del calendario de reuniones. Será la próxima semana, aún por cerrar entre el martes 23 y el miércoles 24 de enero, y seguramente en la sede de la Fundación Movex como en anteriores ocasiones.

El pasado 31 de diciembre finalizaba la vigencia del actual Convenio Colectivo de la Piel-Marroquinería, firmado para el período 2020-2022, y que fue prorrogado durante el año 2023. El pasado mes de septiembre, dentro del plazo estipulado, UGT y CC.OO procedieron a la denuncia del actual acuerdo para afrontar con las empresas marroquineras la negociación de un nuevo documento, que finalmente parece que comenzará la próxima semana. Así nos lo avanzaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique el secretario general de FICA UGT en Cádiz, Antonio Montoro que, tras ponerse de acuerdo con CC.OO, en la jornada de ayer fijaban junto a Asopiel (Asociación de Empresas de la Piel) el inicio de las negociaciones para la próxima semana. A lo largo de este martes se enviará a las partes la convocatoria oficial de la reunión inicial para el martes 23 de enero, o bien para el día siguiente.

Montoro explicó que ambos sindicatos cuentan ya con sus respectivas plataformas de propuestas, que pondrán en común la próxima semana. Por su parte, como es habitual, el primer encuentro con la patronal servirá para constituir la Mesa Negociadora y cerrar un calendario de reuniones. La mesa estará integrada por 13 delegados sindicales, con mayoría de UGT, junto a representantes de los dos sindicatos y Asopiel, y asesores de ambas partes.

Una vez consensuada la plataforma entre los sindicatos, se prevé la celebración de asambleas en los puestos de trabajo para que los delegados sindicales las presenten a los trabajadores y trabajadoras, y recojan sus impresiones. Esas propuestas definitivas serán las que pongan sobre la mesa ante el empresariado ya en los siguientes encuentros.

Desde UGT y CC.OO vienen subrayando que los principales ejes de sus reivindicaciones serán la recuperación de poder adquisitivo, la inclusión del tiempo de desayuno en la jornada laboral para no tener que recuperarlo, y la actualización en materia de igualdad y permisos retribuidos. Entre otras actualizaciones necesarias, Montoro recordaba ayer, por ejemplo, que el seguro de accidentes no recoge en el Convenio el ‘accidente in itinere’.

El secretario general de FICA UGT en Cádiz también subrayó que consideran “fundamental la revisión salarial , en función al IPC”, que finalmente quedaba situado en 2023 en el 3,1%. Una cifra algo inferior a la prevista, lo que estima que ayudará en las negociaciones y “dará margen para ir estudiando temas”. Desde los sindicatos exigirán algún mecanismo en el Convenio que garantice la recuperación de poder adquisitivo.

Antonio Montoro, secretario general de FICA UGT en Cádiz