Cuatro ubriqueños pisarán las tablas del Falla

El coro de Jesús Monje y José Luis Bustelo vuelve a las tablas del Falla por tercer año consecutivo. Tras La producción y Casa Remedios, esquina con Cádiz, la terna se completa con ‘Este coro es de locos’. En él volverá a haber participación ubriqueña de la mano de Ezequiel Montero y Serafín Mateos, que repiten tras la experiencia de 2023.  Por otro lado, una de las novedades en este COAC es la comparsa llegada desde la vecina localidad de El Bosque. Bajo el nombre de ‘Los maestros’ y con autoría en música de Horacio Calvillo y en letra de Marcos Nogueroles, este grupo de nueva creación también ha ‘pescado’ en Ubrique y contará entre sus componentes con Jesús Salguero y Daniel Pérez.

Con ellos, además de Antonio Domínguez, representante legal de la comparsa de El Bosque, hemos conversado en el inicio de la programación de Carnaval, en la que nos han relatado que el origen de esta nueva agrupación reside en Horacio Calvillo de quien también es la idea de la comparsa. Tras muchos años en agrupaciones destacadas de Cádiz y una última etapa en Ronda, el bosqueño tenía la idea de llevar la que será la primera agrupación de la localidad en el COAC. Algo que, sin embargo, han querido matizar sus componentes, resaltando que se presentarán con la firme intención de defender la Sierra de Cádiz. “Es una comparsa con cierto aire gaditano pero muy reivindicativa con la Sierra”, aseguraban. De hecho, además de Ubrique y El Bosque, cuentan con componentes de otros municipios como Arcos de la Frontera. Tanto Antonio como Jesús y Daniel han contado cómo es la manera de trabajar de Horacio Calvillo y lo que han entendido como “una oportunidad muy buena de aprender de él”. Acerca del repertorio han destacado el estribillo, con “un trasfondo muy bonito y que resume la comparsa en cuatro renglones”. La comparsa esconde intrahistorias como la de un componente que se ha desplazado cada día de ensayo desde Algeciras además de otro que incluso dejó su trabajo en Canarias para ir al Falla con una agrupación de su localidad, algo que podría no repetirse. O sí, después de la experiencia que están viviendo y que hace que lejos de marcarse pretensiones ‘concurseras’, aseguren que el objetivo es “llegar donde hemos llegado” con lo vivido en los ensayos, los ratitos posteriores, lo aprendido y la gente nueva conocida. El ambiente creado en el pueblo es de una ilusión máxima y es con la misma que se presentarán en el Falla el próximo 24 de enero en la penúltima sesión de preliminares.

Un día antes actuará ‘Este coro es de locos’ en el que el ubriqueño Serafín Mateos cambia de registro y pasa de la cuerda de segunda a los bajos. Ezequiel Montero, por su parte, se mantiene entre los tenores. Ambos han recordado la experiencia del pasado año de la que destacan las bateas. “Nos contaron que el 90% de las personas que se montan en una batea, no se bajan”, afirmaban al tiempo que explicaban lo vivido, por ejemplo, el lunes de coros, con la gente expectante por escucharlos y con 11 kilos de marisco dentro de la batea. En un momento en el que los coros se dividen entre los que mantienen el corte clásico y los que apuestan por ‘teatralizar’ o ‘musicalizar’ sus repertorios, el de Monje y Bustelo se encasilla a caballo de ambos. En cuanto al grupo, repite el 90% y, al margen de los dos componentes de Ubrique y Álvaro Quero, de Prado del Rey, el resto son de la Bahía. Tras lo acontecido en 2023 con los disfraces, aseguran que en esta ocasión todo va mucho más adelantado, tanto el repertorio (“el coro es una locura”) como el tipo, del cual han adelantado que hay una parte fabricada en Ubrique.

El PSOE de Ubrique reivindica el papel de los colectivos locales en nuestro municipio

Isabel Gómez reconoce la valentía y perseverancia de la Asociación “Por una Asistencia Pediátrica Digna” en la obtención de sus objetivos, “han conseguido la implicación del pueblo de Ubrique y han sufrido mucho también”. La culminación de una etapa con el cese de la reivindicación en la calle y la retirada de las banderas era anunciada ayer en el Consejo de Salud del que forma parte la portavoz del Grupo Municipal Socialista. Para Gómez “son madres con valentía, perspicacia e inteligencia, porque han sido provocadas a niveles muy extremos”, demostrando que “al final se trataban de unas demandas razonables”. Lamentando la ausencia en el órgano de participación local de los representantes del Centro de Salud, abogaba por el diálogo y por “ser capaces de sentar en una mesa” a administración, colectivos y representantes de los ciudadanos, para promover “un acercamiento conjunto para mejorar el servicio como municipio”. A instancias mayores valoraba la actual situación sanitaria en la comunidad, “la sanidad está en bancarrota con un servicio que no se presta con las condiciones a derecho que tenemos los usuarios y con una política que va encaminada a la privatización”.

En este marco explicaba que el movimiento ciudadano “han dejado tarea sobre la mesa”, ya que “el Equipo de Gobierno es quien tiene que hacer ese seguimiento de las peticiones que no están resueltas” en demanda de mejoras sanitarias para Ubrique. También habrá seguimiento desde el PSOE con respecto a la promesa electoral de los andalucistas de habilitar un segundo consultorio en la zona de expansión de Ubrique, con la construcción de un edificio para el que “en presupuesto no hay nada”. Una tarea que se le complica a la oposición, cuando tal y como indicaba Gómez, no existe publicación alguna o conocimiento sobre los acuerdos del gobierno de andalucistas y populares, después de medio año de mandato. Lo que si se controlará será el desarrollo de aquellos proyectos cuya financiación quedaba cerrada en la anterior legislatura, tal es el caso del Cine Capitol, la mejora de la Avenida España o los aparcamientos previstos en la zona centro de la localidad.

En este mismo sentido fiscalizador cobran protagonismo los colectivos locales, que para Isabel Gómez son la “vitalidad de un municipio” por la labor que desempeñan. Es por ello por lo que se ha solicitado una Junta de Portavoces para hacer una revisión de los espacios que tienen los colectivos para su actividad diaria, “ver como están y si siguen teniendo el respaldo del Ayuntamiento”. Por último, solicitaba información en torno al proyecto de Feria de la Piel de Ubrique, “parece que se va a presentar en Fitur”, indicaba la portavoz socialista y “nos gustaría tener una información más detallada”, ya que todo indica que “es la actividad estrella” del Gobierno Local en este ejercicio y “no hay que olvidar que las actividades estrellas son las que hacen cada uno de nuestros colectivos”.

Isabel Gómez, portavoz del Grupo Municipal Socialista y secretaria local del PSOE en Ubrique

“Asistencia Pediátrica Digna” notifica “el cese de las reivindicaciones en la calle” al conseguirse las demandas principales

La Asociación “Por una Asistencia Pediátrica Digna”, decide “cesar las reivindicaciones en la calle”, retirando las pancartas y banderolas de los espacios públicos, así como de los balcones de los ciudadanos que en su día secundaron el llamamiento del movimiento ciudadano. El anuncio se hacía ayer en el Consejo de Salud, convocado a instancias de “Por una Asistencia Pediátrica Digna”.

“Se han conseguido las demandas principales”, alcanzando a día de hoy una continuidad asistencial, “hace unos meses que se ha cubierto la asistencia, hay satisfacción con el servicio, por lo que hemos decidido solicitar que se retiren las pancartas”, ya que no tiene sentido mantener las acciones de reclamación en la calle. El resto de reivindicaciones han sido transferidas al Ayuntamiento de Ubrique, siendo el gobierno municipal quien se compromete a dialogar entre administraciones para alcanzar los objetivos de mejoras pendientes. A pesar de ello, el colectivo seguirá existiendo, “vamos a seguir no lo dejamos, pero finalizamos una etapa de reivindicación”. De este modo se mantendrá aún activo el grupo WhatsApp de afectados, desde donde se canalizarán las posibles reclamaciones, sirviendo como vía de comunicación entre los usuarios y la administración local a las que se le trasladarían las peticiones con encuentros periódicos.

Desde el colectivo, Mónica Vilches y Purificación Domínguez, han agradecido las muestras de apoyo y el respaldo recibido por la corporación municipal, partidos políticos, colectivos y sobre todo “el pueblo de Ubrique que se ha movilizado”, quien con su respaldo elevaron a las más altas instancias las reclamaciones de mejoras, llevándolas hasta el Parlamento. Apoyos y también detractores “ha habido muchas críticas, mucho señalamiento a través de las redes, pero todos tanto los que nos han apoyado como los que nos han criticado tienen ahora asistencia pediátrica digna para sus hijos”, “gracias a las movilizaciones y al pueblo de Ubrique”.

Tal y como nos explicaban,  este tiempo se ha conseguido lo principal; que haya una asistencia médica a los menores de Ubique de manera continuada y sin demora, que se preste el servicio en un espacio propio adecuado (Sala de Pediatría), que se retome el Control del Niño Sano, que haya derivaciones al CAIT, “hemos conseguido más de la petición inicial con el que empezó el movimiento” y además nos aseguraban, las familias “están contentas” con el servicio. Se cierra una etapa y no se va abarcar generalizar las demandas de mejora sanitaria en la localidad, “estamos para apoyar, pero no vamos a ir más allá de la pediatría”, recordando que hay otros colectivos que trabajan en ese campo “está el Observatorio de Salud que cumple esa función”.

En diciembre pasado se cumplía un año del inicio de las demandas que se planteaban a través de la movilización de más de 600 familias ubriqueñas vía grupo de WhatsApp. Por aquel entonces se planteaba simplemente cubrir las vacantes y mantener la atención médica a los menores, tal cual se había prestado hasta la jubilación de los dos titulares que ejercían esa labor en el Centro de Salud. Desde el verano del 2022 el servicio quedaba mermado sin la continuidad que hasta entonces se tenía con el ir y venir de profesionales, llegándose a contabilizar hasta seis doctoras y las consiguientes demoras en la atención.

El surgimiento de este foro social ciudadano, originó que las demandas de la entonces plataforma fueran aumentando, añadiéndose otras peticiones relativas a la organización y gestión del servicio desde el Centro de Salud, tales como el cambio de ubicación de la sala de espera de Pediatría y sus consultas, el mantenimiento del control del niño sano y sus horarios, las derivaciones al CAIT o la necesidad de que las profesionales que ejercían tuvieran al menos experiencia en la prestación del servicio, obrando por tanto “en función de pediatría” o en su defecto recibieran formación y asesoramiento. El peor momento se vivía en mayo cuando la población infantil se quedaba sin atención específica en las consultas de pediatría tras la marcha de las dos médicas que hasta entonces prestaban el servicio.

Las colocación de pancartas y banderolas donde se reivindicaban las mejoras, el apoyo de instituciones, colectivos locales y partidos políticos que han llevado la problemática hasta la propia Consejera de Salud en el Parlamento de Andalucía, desembocaba en las dos concentraciones que se llevaban a cabo a finales de octubre. En esta fecha además, se anuncia la incorporación escalonada de dos nuevas facultativas cubriéndose en su totalidad el cupo de la la asistencia pediátrica.

Mónica Vilches y Purificación Domínguez

La próxima semana comenzarán las negociaciones en torno al nuevo Convenio Colectivo de la Piel

Los sindicatos UGT y CC.OO se han citado ya con la patronal marroquinera para la constitución de la Mesa Negociadora y del calendario de reuniones. Será la próxima semana, aún por cerrar entre el martes 23 y el miércoles 24 de enero, y seguramente en la sede de la Fundación Movex como en anteriores ocasiones.

El pasado 31 de diciembre finalizaba la vigencia del actual Convenio Colectivo de la Piel-Marroquinería, firmado para el período 2020-2022, y que fue prorrogado durante el año 2023. El pasado mes de septiembre, dentro del plazo estipulado, UGT y CC.OO procedieron a la denuncia del actual acuerdo para afrontar con las empresas marroquineras la negociación de un nuevo documento, que finalmente parece que comenzará la próxima semana. Así nos lo avanzaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique el secretario general de FICA UGT en Cádiz, Antonio Montoro que, tras ponerse de acuerdo con CC.OO, en la jornada de ayer fijaban junto a Asopiel (Asociación de Empresas de la Piel) el inicio de las negociaciones para la próxima semana. A lo largo de este martes se enviará a las partes la convocatoria oficial de la reunión inicial para el martes 23 de enero, o bien para el día siguiente.

Montoro explicó que ambos sindicatos cuentan ya con sus respectivas plataformas de propuestas, que pondrán en común la próxima semana. Por su parte, como es habitual, el primer encuentro con la patronal servirá para constituir la Mesa Negociadora y cerrar un calendario de reuniones. La mesa estará integrada por 13 delegados sindicales, con mayoría de UGT, junto a representantes de los dos sindicatos y Asopiel, y asesores de ambas partes.

Una vez consensuada la plataforma entre los sindicatos, se prevé la celebración de asambleas en los puestos de trabajo para que los delegados sindicales las presenten a los trabajadores y trabajadoras, y recojan sus impresiones. Esas propuestas definitivas serán las que pongan sobre la mesa ante el empresariado ya en los siguientes encuentros.

Desde UGT y CC.OO vienen subrayando que los principales ejes de sus reivindicaciones serán la recuperación de poder adquisitivo, la inclusión del tiempo de desayuno en la jornada laboral para no tener que recuperarlo, y la actualización en materia de igualdad y permisos retribuidos. Entre otras actualizaciones necesarias, Montoro recordaba ayer, por ejemplo, que el seguro de accidentes no recoge en el Convenio el ‘accidente in itinere’.

El secretario general de FICA UGT en Cádiz también subrayó que consideran “fundamental la revisión salarial , en función al IPC”, que finalmente quedaba situado en 2023 en el 3,1%. Una cifra algo inferior a la prevista, lo que estima que ayudará en las negociaciones y “dará margen para ir estudiando temas”. Desde los sindicatos exigirán algún mecanismo en el Convenio que garantice la recuperación de poder adquisitivo.

Antonio Montoro, secretario general de FICA UGT en Cádiz