El delegado municipal de Urbanismo y Territorio, Francisco Gil, ha avanzado hoy el espacio ‘Cosa de Todos’ la intención municipal de poner en marcha en los próximos meses a modo de prueba sendos aparcamientos rotatorios en la parcela municipal del Prado y en el interior de la estación de autobuses del Parque Rafael Alberti. Serán dos proyectos piloto que sumarán 35 plazas, para cuyo uso se establecerá una tarifa por horas a bajo coste que se destinará a fines sociales. Según ha explicado, el objetivo es garantizar el estacionamiento con cierta facilidad en la zona céntrica de Ubrique para temas y gestiones urgentes. Por su parte, en la zona industrial informó de la adjudicación ya a una empresa ubriqueña de los trabajos para crear 210 plazas en una parcela de propiedad municipal del Plan Parcial I, bajo Villa de San Antonio, con lo que esperan que en enero o febrero puedan iniciarse. Además, se ha referido al documento estratégico de la ‘Agenda Urbana’ impulsada por Mancomunidad, y sobre el PGOU ha detallado los últimos trámites para intentar que esté listo durante el primer trimestre de 2024.

En relación a las medidas programadas por el equipo de gobierno para mejorar el aparcamiento en las zonas productivas, explicó además que el Ayuntamiento está limpiando las dos parcelas municipales que venían siendo utilizadas como escombreras, para que puedan ser utilizadas para estacionar entretanto se presentan otros proyectos de cara al futuro. Serán más de 20 plazas y estarán disponibles en cuestión de días. Una vez se creen todas estas nuevas bolsas de aparcamientos, la intención es reorganizar toda la zona para mejorar la circulación y la carga y descarga en las distintas empresas. En cuanto al estacionamiento en el casco urbano, el proyecto piloto en la UA-7 -la parcela municipal en el Prado- supondrá la creación de 14 plazas, mientras que en la estación de autobuses podrán aparcar otros 21 vehículos. En ambos casos de manera rotatoria, previo pago de una tarifa reducida por horas.

La estación ya es un edificio municipal, donde continuará el apeadero de autobuses, pero que incluirá esa zona de aparcamientos. El estacionamiento libre en la Plaza de Las Palmeras, y los aparcamientos disuasorios en Hipersol  y la bajada de la Avenida Jesulín de Ubrique completan las alternativas más inmediatas que baraja el gobierno municipal. En el repaso a otros proyectos ya licitados por el Ayuntamiento en la actualidad, señaló la mejora de la red de saneamiento en la zona del Solimán, la colocación de placas solares en el edificio del Mercado de Abastos para la eficiencia energética, y la adecuación de la Casa Consistorial para eliminar las barreras arquitectónicas, junto a las obras en la Oficina de Turismo ya iniciadas.

Sobre el PGOU, Francisco Gil, aseguró que están agilizando todas las gestiones necesarias para que pueda estar aprobado durante el primer trimestre de 2024. Aunque el principal escollo era la depuradora, precisó que ya se ha logrado solventar, y que hay otras complicaciones relacionadas con los Parques Naturales que confían en solucionar en breve. Lamentó que todavía no tenga luz verde, “mientras en localidades como Villamartín se acaba de inaugurar una fabrica de piel, y está prevista otra de 3.000 m2”. En este sentido, también manifestó las discrepancias que han mostrado ante la ‘Agenda Urbana’ de la Mancomunidad de Municipios de la Sierra de Cádiz, que recoge un plan estratégico de toda la comarca ante futuras ayudas europeas. “A Ubrique hay que darle el sitio que merece”, subrayó, reclamando que se distinga claramente en ese documento al sector de la piel como el principal en nuestra localidad.

Francisco Gilsecretario de Organización y Estrategia Municipal de AxSí, y responsable municipal del Área de Urbanismo y Territorio