Mancomunidad de Municipios de la Sierra de Cádiz, Básica y Ecoembes, en colaboración con el Ayuntamiento de Ubrique han convocado un año más el «Concurso de Creación de Adornos Navideños con Envases Reutilizados», cuyo plazo de inscripción permanece abierto hasta el el próximo 14 de diciembre. Los detalles de la convocatoria los hemos conocido hoy en La Mañana con la presidenta de Basica SAU Ana Medina, con quien hemos aprovechado además para informar de la nueva ordenanza aprobada ayer que regulará mediante una tasa única para cada municipio el pago del servicio, bonificando hasta en un 50 por ciento a aquellos usuarios que estén acogidos al nuevo modelo de recogida de residuos.

Concurso Navideño de Envases Reciclados

Al igual que en ediciones pasadas, la participación se articula a través del Ayuntamiento, siendo la entidad local la que se encargará de inscribir las propuestas planteadas por los interesados, a través del formulario de registro disponible en la web de Basica SAU.

El plazo de recepción de iniciativas estará abierto hasta el 14 de diciembre,  siendo el 21 d diciembre la fecha en la el jurado emitirá su fallo. Este valorará según criterios de reciclaje, calidad artística y la implicación social del colectivo o grupo de trabajo que ha presentado la propuesta.

A través de este concurso un jurado concederá un primer premio, consistente en una actividad en naturaleza con comida para un máximo de40 personas, y un segundo premio, con el que disfrutarán de una actividad en la naturaleza de un día, con comida incluida, también para un máximo de 25 participantes. Además se va a conceder un tercer premio a la iniciativa que reciba más apoyos, a través de la publicación de fotografías de sus adornos navideños, en redes sociales.

Desde Basica SAU se invita a colectivos, asociaciones y centros educativos de Ubrique a elaborar elementos decorativos navideños empleando envases domésticos reutilizados, promoviendo la sensibilización en torno al reciclaje, una realidad que cada vez más va calando en nuestros pueblos, uniendo concienciación medioambiental y espíritu navideño.

Basica avanza en el modelo de recogida selectiva de residuos con la creación de una ordenanza reguladora

Esa concienciación plena es la que se aspira a alcanzar en torno al siguiente paso que conlleva el modelo de recogida de residuos implantado hace dos años en la Sierra dentro de la ITI de Economía Circular.

Tal y como explicaba Ana Medina “estamos en un punto de inflexión después de dos años duros con la implantación del sistema del puerta a puerta, que ha sido complicado ponerlo en marcha”. A partir de ahora, “vamos a entrar en una etapa muy buena” en la que se va a establecer “nuevas ordenanzas que van a regular lo que hemos vivido en estos dos años” y donde el resultado se trasladará en los residuos que se llevan a vertedero y los que son reciclados,  “en el plazo de un año vamos alcanzar cifras (de reciclaje) importantes”, apostillaba.

En la actualidad con el puerta a puerta, Ubrique recicla en torno a un 40 por ciento de media, con está nuevo sistema se desea alcanzar el 70 por ciento.

Ayer se aprobaba la nueva ordenanza que regula la creación de una tasa única por recogida de modo que todo aquel que de forma voluntaria se inscriba en el programa del puerta a puerta, va a poder beneficiarse de esa bonificación del 50 por ciento en el servicio de basuras. “Es muy bueno que la gente se inscriba en el programa porque se va a reducir de manera muy notable el coste del recibo de la basura”

En 2024 se irán estableciendo las tasas, informando a la ciudadanía sobre la inscripción, con una fiscalización que “será todo un reto”. Para ello, indicaba la presidenta de Basica SAU, se registrará a los usuarios que se quieran bonificar y se inspeccionará a todo el que forma parte del programa primero de manera manual  y después con una aplicación informática.

Para Medina hay que entender que la obligación de reciclar se impone por normativa, “tenemos un plazo para adaptarnos y organizar que orgánico se quede en compostaje”, envases a reciclar y que “a vertedero vaya solamente lo que no se puede reciclar”. Así recalcaba “los municipios tenemos un plazo  para cumplir esa normativa y se ha optado por este modelo, que es muy válido”.

Ana Medina presidenta de Básica