Para el Grupo Municipal de  Andalucía por Sí, el PGOU aprobado provisionalmente ayer lunes, incorpora modificaciones de suelo al margen de lo recomendado en la Declaración Ambiental Estratégica de 23 de junio de 2022 que aconsejaba al Ayuntamiento extraer del plan los sectores afectados por la Red Natura 2000 por seguridad jurídica. Tal y como nos han explicado hoy José Antonio Bautista y Francisco Gil en el espacio de Política Local, esta es una de la razones que han motivado el voto en contra de AxSí. Según Bautista estos cambios pueden afectar al desarrollo turístico de la localidad, «cargándose la mitad de las plazas hoteleras de las que disponemos», al compatibilizar el suelo hotelero con residencial en la zona de Los Callejones. En este caso concluía «en el momento en el que no es rentable se pueden hacer viviendas para vender al precio que tenemos en la localidad que es más elevado que el precio de uso hotelero», destacando que «en ningún momento la DAE habla de eso».

La otra modificación a la que alude AxSí,  que recoge el PGOU hace referencia a otra compatibilización en este caso de suelo residencial en una parcela destinadas a viviendas, con la incorporación de suelo industrial, «eso nos deja la misma situación, ya que en este caso el suelo residencial vale menos que el industrial». Respecto a esto aclaraba, «lo vemos lógico, pero este proceso debería de venir con muchas explicaciones». Asimismo, lamentaba el tiempo perdido en la tramitación del PGOU, «hemos vuelto a septiembre de 2019 cuando se aprobó provisionalmente y en estos tres años es como si no se haya avanzado nada».

Por su parte Francisco Gil ha centrado su intervención política en explicar el modelo de urbanismo participativo que se plantea desde AxSí, ya que considera «que el PGLOU no está favoreciendo a todos por igual». En este modelo de ciudad se prevé un mayor crecimiento del municipio que sería gestionado a través de la reestructuración de una Oficina Técnica del Ayuntamiento, acompañada de una reorganización de la Policía Local que «desempeñaría competencias urbanísticas en el desarrollo y vigilancia del PGOU».  Para Gil el urbanismo se va a entender cuando haya una reorganización profunda y se pueda «crear una oficina de proyectos estratégicos y los técnicos estén al servicio de todos los ciudadanos», en vez de sólo al servicio de «algunos propietarios que son los que están desarrollando los suelos». Al margen del posicionamiento actual, desde el Grupo de AxSí, se tienen claro que se respaldará el PGOU en el momento en el que quede aprobado definitivamente, «lo vamos a considerar como nuestro», ya que será la normativa a cumplir.

José Antonio Bautista, portavoz municipal de AxSí, y Francisco Gil, secretario de organización y estrategia municipal