El Mercadillo Ambulante se situará el próximo  martes de manera temporal en el recinto de Las Palmeras. Los comerciantes han rehusado hoy alojarse en el recinto del Botellódromo, que el Ayuntamiento había acondicionado para tal fin, al considerar que no contaban con el espacio adecuado y que la distribución prevista no atendía a sus necesidades. La alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez se reunía con ellos, para conocer las demandas realizadas en torno a esta localización, manteniendo un encuentro en el terreno que había sido solicitado con anterioridad desde el Ayuntamiento y que hasta la fecha no había llegado a producirse.

Isabel Gómez se ha disculpado ante los vecinos que se han visto afectados y que tal y como ella misma comprobaba, en el trascurso de la mañana se habían trasladado hasta la zona de Hipersol. El área se ha revisado técnicamente y se va añadir la calle de acceso al Botellódromo para ampliar el recinto,  atendiendo así las consideraciones del colectivo para su posterior traslado. Un traslado aseguraba Isabel Gómez que se va a llevar a cabo y una vez en marcha se valorarán las posibilidades de su permanencia. En este sentido, ha agradecido la disposición dialogante de los representantes de los comerciantes, que está mañana han realizado un recorrido de protesta hasta el Ayuntamiento, antes de desplazarse al Hipersol, para plantear las mejoras in situ a la alcaldesa de Ubrique.

Desde el Gobierno Municipal se entiende las peticiones del comercio ambulante, si bien se deben atender aspectos que al colectivo le son ajenos, este es el caso de la acuciante necesidad de aparcamientos  de los ubriqueños. Las Palmeras, es una bolsa de aparcamiento pública que dadas las circunstancias actuales no «puede estar a expensas del Mercadillo». Es por ello por lo que en su día se anunciaba el traslado del Mercado Ambulante.

En este tiempo se ha acondicionado el terreno para el alojamiento de los puestos que cuentan con licencia municipal y que finalmente serán en torno a cuarenta. Unos 48 puestos cuentan en la actualidad con licencia y son los que abonan una tasa municipal (unos 180 euros al trimestre), que no ha sido incrementada en estos últimos 7 años. Igualmente, para facilitar el acceso a los usuarios del Mercadillo, se procedía a la apertura de la Plaza de Toros como lugar de estacionamiento, así como la adecuación de los sanitarios para su uso. Del mismo modo, desde la pasada semana se está informando en los puntos de parada habitual, de los horarios de las paradas extraordinarias que el servicio de autobús urbano ha habilitado para los martes de mercadillo.

Isabel Gómez, alcaldesa de Ubrique