El 25.433 es el número que cada Navidad solicita para su venta la Hermandad de Nuestra Señora de Los Remedios. Es también el número agraciado el pasado domingo, Domingo de Ramos, en el sorteo del Sueldazo de la ONCE que a la serie 010  premia con un sueldo de 5.000 euros al mes durante veinte años, más 300.000 euros al contado. Otorgando un premio de 20.000 euros para los que no coincidan con la serie. Este es el premio que ha obtenido un comprador que solicitó un número para el día de La Borriquita, procesión que asume la Hermandad de Los Remedios. Fruto de la casualidad o no, lo cierto es que el agraciado o agraciada (ya que obviamente desconocemos su identidad) solicitaba un boleto con una cifra terminada en 33 expendido mediante el terminal de punto de venta (TPV) y acababa con el número de Los Remedios.

Para María del Pilar Martínez, vendedora de la Agencia Administrativa de la ONCE en Ubrique que entregaba el premio, es una cuestión de fe más que de casualidad. La ubriqueña que lleva más de once años repartiendo alegrías desde su punto de venta situado en la puerta del Mercadona, nos ha explicado hoy en La Mañana que desconoce a quien vendió el número, pero que intuye puede ser de Ubrique. Si bien es cierto que el lugar que ocupa María del Pilar, suele ser un punto bastante fluido de tránsito de personas, no sólo de Ubrique sino también de otras localidades.

Metidos ya de lleno en el terreno de la ilusión, cabe destacar la simbología que guarda este número para la Hermandad de Los Remedios. Su selección no es casual, ya que este era el número que apareció en una papeleta oculta en la talla de la Virgen y descubierta en una de sus últimas restauraciones. Una vez más cuestión de fe. Como la que mantiene esta vendedora de la ONCE, «dar uno bien repartido en mi pueblo».

María del Pilar Martínez