Según los últimos datos de ACNUR, a 6 de marzo de 2022, más de un millón y medio de refugiados han salido de Ucrania. Es el mayor éxodo de personas refugiadas en Europa desde la II Guerra Mundial. Se calcula que esta cifra llegará a 4 millones de personas. Además de los refugiados que salen del país, se estima que 12 millones de personas dentro de Ucrania necesitan ayuda humanitaria urgente. Es por ello por lo que todas las Cáritas se han adaptado a la situación, organizando campañas y canalizando la ayuda que se hace llegar a Ucrania.

En el caso de nuestra localidad, Cáritas Parroquial se suma a la acción emprendida por Cáritas España enviando ayuda económica que mediante Cáritas Ucrania permite atender las necesidades básicas de las personas vulnerables durante sus desplazamientos. Desde Ubrique se colabora además con la ayuda que se hace llegar desde la Parroquia de San Benito en Jerez de la Frontera, punto de encuentro de la comunidad ucraniana residente en Jerez y El Puerto de Santa María, siendo atendida desde hace 8 años por el sacerdote de rito ortodoxo católico, Yurii Barrkio.  A través de ellos,  se hará llegar la ayuda material focalizada en las necesidades infantiles. Esto es leche en polvo para bebes, papillas para bebes, pañales y latas de alimentos en conservas (nada de envases de cristal). Los productos se enviarán a Ucrania en un trasporte que será también abonado por Cáritas Parroquial y que tienen un coste de 4.500 euros.

Para tal fin, el voluntariado del Economato y Social de Cáritas mantiene la sede abierta en horario de 17 a 18:30 horas, los lunes, martes miércoles y jueves, también los miércoles de 9:30 a 12 horas. De como se trabaja a través de la red de voluntarios de Cáritas en situaciones bélicas, hemos hablado hoy en La Mañana con María Carmen López, quien nos ha explicado la campaña emprendida por Cáritas Parroquial de Ubrique.

Además de la ayuda ciudadana, las hermandades de Ubrique en colaboración de Cáritas se han movilizado recogiendo la ayuda económica en los distintos actos organizados durante el tiempo de la Cuaresma y en en casos concretos sondeando la posibilidad de acogida en el municipio. Una acogida que de momento se está organizando, de hecho el pasado viernes Cáritas Española anunciaba que pondrá a disposición de las familias ucranianas 1.111 plazas de acogida en toda España. Tras una encuesta a toda la Confederación, se ha avanzado un primer compromiso por parte de 23 Cáritas diocesanas para acoger en distintos recursos y programas a los refugiados que se han visto obligados a dejar sus hogares por la invasión rusa.

En las próximas semanas esta capacidad se irá ampliando a medida que las Cáritas diocesanas puedan evaluar su capacidad de acogida. En un principio, este millar de plazas se distribuirían entre viviendas (587) y centros de acogida o albergues (524).

Al margen de la red de ayuda humanitaria que se ha desplegado, desde Cáritas se insta a los gobiernos, también a los que están en conflicto, a que se garantice una vía segura de reparto y acceso de la ayuda humanitaria, así como corredores humanitarios que permitan salir a las personas de las ciudades, con unas mínimas condiciones de seguridad.

Mari Carmen López de Cáritas Parroquial de Ubrique