Para conmemorar este 8M, Día Internacional de la Mujer, en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique hemos ofrecido una programación especial, con participación de mujeres que están al frente de entidades y servicios públicos en nuestra localidad. En este sentido, en Ubrique nos encontramos con una situación excepcional, coincidiendo que la mayor parte de los puestos de responsabilidad de la Administración Pública se encuentran actualmente bajo la dirección de mujeres.

Desde el sector educativo nos han acompañado las directoras Charo Orellana (Víctor de la Serna), Paqui Herrera (Benafélix), Lola Espejo (Sagrado Corazón) y Eva Moreno (Reina Sofía), y en el ámbito sanitario la responsable del Centro de Salud, Reyes Rodríguez. También la directora de la Oficina Comarcal Agraria, Pilar Vilches, y la alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez. En el área de la judicatura, la jueza titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único de Ubrique, Paula Méndez y la secretaria judicial, Livia Moreno, además de la Registradora de la Propiedad, Carmen Fenor, y la notaria Ana Salguero.

De los 2 millones 700 mil empleados públicos que hay en España en la actualidad casi el 57% son mujeres. Destaca la presencia femenina en Sanidad, en la Enseñanza, sobre todo la docencia no universitaria, y en Justicia, donde al menos 7 de cada 10 son mujeres, mientras que los hombres destacan porcentualmente en investigación y en el ámbito de la defensa y seguridad. Sin embargo, a pesar de esta presencia mayoritaria de la mujer desde hace una década en la Administración Pública, el porcentaje en puestos de dirección no supera el 31%. El caso más llamativo es el de la Administración de Justicia, donde el número real de mujeres en los niveles más altos de la judicatura sigue siendo muy bajo: por ejemplo de los 76 magistrados del Tribunal Supremo, solo 15 son mujeres.

A pesar de los indudables avances legislativos, las mujeres siguen estando poco representadas en los puestos de alta dirección, tanto en las empresas privadas como en el sector público, especialmente si se tiene en cuenta que más de la mitad de los licenciados o graduados de nuestras universidades son mujeres, y obtienen mejores expedientes académicos.

Por eso hemos querido poner el foco en la Administración Pública, por su papel clave en el impulso de la mujer hacia los puestos de dirección tanto en el propio ámbito público como en el privado. En el caso concreto de Ubrique nos encontramos con una situación excepcional, coincidiendo que la mayor parte de los puestos de responsabilidad en las principales entidades y servicios públicos se encuentran actualmente bajo la dirección de mujeres. Desde la mayoría de centros educativos, hasta el Centro de Salud, la Oficina Comarcal Agraria, la Notaría y el Registro de la Propiedad, los Juzgados, o el Ayuntamiento de Ubrique.

En el sector educativo, a día de hoy la presencia femenina domina la docencia española. El 66,5% de todo el profesorado en España es mujer, aunque este porcentaje aumenta al 71,9% en las enseñanzas no universitarias y cae hasta el 41,3 % en la educación universitaria. En el caso de Ubrique, de los 6 colegios a día de hoy 4 están dirigidos por mujeres. Eso sí, en algunos centros constituyen la primera presencia femenina en este principal cargo de dirección.

Las directoras de los centros educativos coinciden en destacar las garantías que supone la Administración Pública, y que el acceso a cargos directivos depende al final de los méritos de cada aspirante, por lo que no han encontrado dificultades por razón de sexo. Eso sí, en la sociedad actual los cuidados de la familia siguen corriendo en su mayor porcentaje a cargo de la mujer, algo que sigue incidiendo en la conciliación con la vida laboral en los diferentes ámbitos profesionales. Si importante es la presencia femenina en el sector educativo, más aún lo es en el sanitario, donde las mujeres, que eran un 70,3% en 2010, alcanzan ya el 75,3%, es decir, ocupan tres de cada cuatro empleos en una tendencia al alza año tras año.

En la esfera política, y con los datos de la legislatura municipal actual, los 8.131 ayuntamientos españoles cuentan con 58.734 representantes locales, de los que el (59,18%) son concejales y el (40,82%) concejalas. La diferencia es mayor en las alcaldías, al registrarse prácticamente una regidora municipal por cada cuatro regidores: 6.363 alcaldes (78,26%) por 1.768 alcaldesas (21,74%). Ubrique es ejemplo de alcaldía gestionada por una mujer desde 2015, aunque eso sí es la primera vez en la historia de nuestro municipio. Los pasos hacia la igualdad real y efectiva son más llamativos si  recordamos que en la primera legislatura democrática sólo el 1% eran alcaldesas en nuestro país.

Si ponemos el foco en el ámbito judicial, no debemos olvidar por ejemplo que hace poco más de 50 años, hasta 1966, la carrera judicial estuvo legalmente prohibida a las mujeres, como otras muchas cosas. Hoy en día, las mujeres representan ya el 55 % del total de magistrados y jueces en activo en España. A pesar de esa presencia mayoritaria, nunca hasta ahora se ha conocido una presidenta del Tribunal Supremo en España y solo hay una mujer entre las 17 presidencias de Tribunales Superiores de Justicia, cuando más de la mitad de los miembros de la carrera son féminas. De los 81 integrantes del Tribunal Supremo sólo diez son mujeres, lo que supone un 12,34% del total. Y hasta la fecha, los presidentes del CGPJ en España han sido siempre hombres. A nivel local, sin embargo, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único de Ubrique tiene como titulares a una jueza y a una secretaria judicial.

Las mujeres son cada vez más presentes también en profesiones que tradicionalmente en el pasado, han sido representadas fundamentalmente por hombres. En las últimas promociones, por ejemplo los porcentajes de aprobados de mujeres como notarias o registradoras de la propiedad superan el 60 y el 70%. También en nuestra localidad tenemos el ejemplo de mujeres al frente del Registro de la Propiedad y de la Notaría.

Cabe Recordar que las mujeres no pudieron acceder al notariado durante muchos años, y en 1944 se exigió la condición de ser hombre a fin de ser notario. Gracias a una Disposición Transitoria, en 1942 y en 1944 dos mujeres pudieron examinarse y aprobaron, aunque la prohibición de ejercer se mantuvo hasta el año 1961. En la actualidad, superan ampliamente en número a los hombres en cada oposición.

Todas ellas mujeres que reflejan desde Ubrique el avance en materia de igualdad experimentado en los últimos años y que sirven como referentes en sus diferentes ámbitos profesionales para las futuras generaciones. También como motores de cambio y avanzadilla en la consecución de una igualdad real al frente no sólo del sector público sino también por extensión de las empresas privadas. En su día a día, todo una contribución para el empoderamiento femenino, para superar los estereotipos de género y para romper el techo de cristal a nivel profesional. Un motivo para valorar el camino andado desde el pasado, pero también una motivación para seguir avanzando hacia el futuro.

Especial 8M 2022, Día internacional de la Mujer