El Colegio Sagrado Corazón inició el curso el pasado 10 de septiembre con la incorporación de importantes novedades en los servicios complementarios del centro que ya están activos. Se trata del transporte escolar, aula matinal y el servicio de comedor que a demanda de las familias se han puesto en marcha.

El colegio concertado solicitaba a la Junta de Andalucía la inclusión de estos servicios, que tras su concesión, gestiona el propio centro al ser privado. De este modo el catering del comedor escolar, mediante contratación externa es servido por El Laurel, mientras que Autocares Dionisio se ocupa del servicio de autobús en dos líneas, una para Primaria y otra para Secundaria.  Lola Espejo, la directora del Colegio Sagrado Corazón nos ha explicado La Mañana como ha sido la puesta en marcha del nuevo curso en este centro educativo, donde cursan estudios alumnos desde Infantil hasta Secundaria.

A diferencia de los CEIP públicos de la localidad que cuenta con este tipo de servicios, el Sagrado Corazón ha financiado con recursos propios, las obras de adecuación de las instalaciones y la adquisición del material necesario para la  puesta en marcha del comedor escolar. Durante este verano se han estado llevando a cabo los trabajos de acondicionamiento en una sala de la planta baja, que ha sido totalmente remodelada para alojar el aula comedor. También es el propio Colegio, quien se ocupa de la contratación del personal necesario y del servicio de catering, decantándose en este caso por el negocio local. Catering El Laurel se ocupa de servir el menú al alumnado de lunes a viernes, supervisado por una nutricionista. El comedor cuenta con un total de 36 plazas, cuya ocupación varía en función del día de la semana, oscilando entre los 32 y 27 comensales. El comedor es atendido por un monitor y dos docentes del centro.

El mismo procedimiento es el que se ha seguido para el aula matinal, de la que se ocupan los docentes del Sagrado Corazón, en una de las aulas habilitadas para tal fin. En la actualidad cuenta con siete alumnos y alumnas que son atendidos en horario de 7:30 a 9 de la mañana.

El transporte escolar era otra de las prestaciones demandas, ya que el centro cuenta con alumnos de distintas zonas del municipio e incluso de la vecina localidad de Benaocaz. Autocares Dionisio ha adquirido un mini-bús con 19 plazas que es el máximo disponible, para las dos líneas. Una para Secundaria, que recoge alumnos desde las 8 de la mañana y otra para Primaria que inicia la recogida a las 8:30. La Vega, la Fuente San Francisco, La Estrella y el Prado, son algunas de las paradas que se han estipulado desde el centro concertado, siempre acorde con el lugar de residencia de los escolares. En la actualidad, la línea de Primaria está completa, en Secundaria se cubren 12 plazas.

Todos estos servicios se han incorporado al protocolo Covid del centro que ha sido actualizado, pero que mantiene el grueso de normas del pasado curso. El uso de las mascarilla, el control en entradas y salidas, el lavado de manos con jabón o los grupos de convivencia escolar en cada curso se mantienen, a pesar de que el Sagrado Corazón cuenta con alumnado vacunado (Secundaria) y no vacunado (Primaria). La la baja ratio de escolares por aula y a las amplias instalaciones, permiten mantener la separación de grupos.

Para Lola Espejo, con la ampliación de estos servicios «el colegio ha ganado muchísimo» y lo más importante redunda en las familias y en la mejora de su calidad de vida. Con la inclusión también en este curso de actividades extraescolares (Multideporte), el alumnado puede permanecer en el centro desde las 7:30 de la mañana hasta las 17 horas, encadenando servicios complementarios a las actividad docente.

Lola Espejo, directora del Colegio Sagrado Corazón