Villaluenga del Rosario se ha tomado al pie de la letra y de manera litera lo de la llamada ‘No Feria’ y ha optado por reducir prácticamente al cero la actividad cultural y festiva. Tan sólo una novillada perteneciente al ciclo televisado por Canal Sur, una representación teatral prevista para el 2 de septiembre y diferentes eventos deportivos con predominio de las carreras por montaña han tenido cabida en el municipio más pequeño de la provincia.

Su alcalde, Alfonso Moscoso, ha defendido esta decisión desde la responsabilidad y dado el envejecimiento de la población, que ha llegado a alcanzar la tasa de 3.000 positivos por cada 100.000 habitantes en un momento en que se contabilizaban hasta 16 casos activos.

No obstante, el edil ha señalado que se encuentran trabajando de cara a la puesta en marcha de todos los eventos y actividades que marcan el calendario regular en Villaluenga del Rosario para cuando la situación así lo permita. En este sentido se ha referido a la Feria del Queso, en las fiestas en torno a la Virgen del Rosario o las sueltas de reses por las calles.

Del mismo modo y paralelamente a la gestión diaria, el Ayuntamiento sigue dando pasos adelante en torno a sus dos grandes proyectos turísticos como son una tirolina de grandes dimensiones y un espectacular puente colgante. Moscoso ha puntualizado que se trata de proyectos que buscan un elemento diferenciador, ideas que no hay en la Sierra y ha explicado que de esa manera la comarca se hará más fuerte y cohesionada.