Aunque permanece aún cerrada, la nueva sede de la Peña Flamenca acogerá en breve un bien número de citas. Desde el 22 de agosto fecha en la que se pondrá en marcha el nuevo curso de las escuelas de Cante y Guitarra hasta el 29 de octubre, momento en el que los socios están llamados a elegir nuevo presidente. Manuel Román, que se presentará a la reelección de la entidad para los próximos dos años, ya prepara el proceso electoral, mientras organiza el  XXXIII Concurso de Arte Flamenco Ciudad de Ubrique, que arrancará el 3 de septiembre y cuya final se celebrará en el IES Francisco Fatou el 23 de octubre. Asimismo, será en octubre, el viernes 15, cuando llegué  a la nueva sede de Reyes Católicos, el Circuito Regional de Peñas con un recital aún por concretar, de igual modo el 22 de octubre se ofrecerá a través de la Peña y en el marco provincial una actividad destinada a la promoción del flamenco con escolares ubriqueños, que tendría lugar en el Fatou. Del amplio programa de eventos, hemos dado cuenta hoy en La Mañana con el presidente de la Peña Flamenca de Ubrique, Manuel Román.

La sesión inaugural del «Ciudad de Ubrique», ya está cerrada, será el viernes 3 de septiembre y participarán dos concursantes al Cante y dos al Baile. Las bases que se publicaron por redes hace dos semanas han dado lugar a una avalancha de inscripciones que se tienen que gestionar. Según Román se va a intentar dar salida a todas las inscripciones, pero el nuevo formato covid del concurso limita temporalmente las sesiones de participación.

La 33º edición del Concurso de Arte Flamenco tiene una duración de poco más de un mes, del 3 de septiembre al 8 de octubre. En este tiempo las sesiones se celebrarán, en principio los viernes, pudiendo extenderse también a los sábado y acogiendo a un mayor número de participantes. El horario de las jornadas de concurso también se adelantarán y se recortará si es necesario el tiempo estimado por participante, para evitar que la sesiones se dilaten hasta la madrugada.

Todas las sesiones serán en la nueva sede de la Peña, que ya ha sido dotada, gracias a la contribución de un anónimo, de mobiliario para el público. Será eso si, con los medidas covid establecidas y aforo reducido de 20 personas y con entre tres y cuatro artistas por noche.

El «Ciudad de Ubrique», no ha dejado de celebrarse durante este tiempo, si bien las dos últimas ediciones han sido bastantes diferentes a lo acostumbrado. El pasado año el Concurso se concentró en unas semanas y se desarrolló en octubre en el IES Francisco Fatou. Este año, la pandemia impidió que comenzará en fecha, es decir en febrero y se ha retrasado hasta el mes de septiembre, reduciendo por consiguiente la participación. De cara a la próxima edición se espera recuperar el formato original de desarrollo de febrero a junio.

Además del Concurso, desde la Peña se trabaja en la puesta en marcha de las distintas escuelas flamencas. En este caso las más tempranas serán las de Guitarra y Cante que comenzarán el 22 de agosto, mientras que en septiembre llegarán la de Castañuelas, Baile, así como Fitgipsy dance y flamenco terapéutico.

Manuel Román, presidente de la Peña Flamenca de Ubrique