Desde FACUA-Cádiz han vuelto a dar respuesta en nuestro espacio de La Mañana a las cuestiones trasladadas por los oyentes. En una de ellas, preguntaban si puede reclamar a un estudio de tatuaje si fuese necesario pese a haber firmado un documento de consentimiento informado. Jesús Yesa ha señalado que, al igual que los centros médicos están obligados a informar de los posibles riesgos para que la persona, atendiendo a las circunstancias de cada uno, decida someterse a cualquier tratamiento o intervención. En este supuesto, el consumidor presta su consentimiento a que se haga pero si el profesional cometiera una mala práctica, se puede reclamar.

Por otro lado, ha recordado que, las ofertas son obligaciones que una empresa contrae con el consumidor. Por tanto, si en un folleto de publicidad, si no se señala la validez de una promoción (mínimo exigible), la empresa debe aplicar la promoción a todo aquel que la solicite.

Jesús Yesa ha explicado, en torno a las devoluciones de un recibo del banco, que durante las 8 primeras semanas podemos comunicar a la entidad bancaria que nos lo devuelva sin tener que dar explicación alguna. A partir de entonces hay un plazo de 2 años para que cualquier cargo que no sea procedente, se pueda reclamar. No obstante ya no está en manos del banco y el consumidor debe demostrar que ese cargo es improcedente a través de una reclamación.

Por último, y a la consulta de una oyente víctima de una estafa en la reserva de un alojamiento turístico, el secretario general de FACUA-Cádiz sostiene que es prácticamente imposible recuperar el dinero de una transferencia bancaria. La única actuación que nos queda es ponerlo en manos de la Policía para que realice las pesquisas que precisen. Si la Policía encuentra al estafador y éste tiene bienes para devolver el importe a sus víctimas sí que podría recuperar lo perdido.